• El hermano de Jakelin Caal, muestra una foto de su hermana, aldea de San Antonio Secortez, Guatemala, 22 de diciembre de 2018. (Foto: Reuters)
Publicada: lunes, 24 de diciembre de 2018 17:58
Actualizada: lunes, 24 de diciembre de 2018 19:34

La ONU urge a Estados Unidos a investigar las circunstancias en que murió la niña guatemalteca bajo su custodia y a dejar de detener a los niños indocumentados.

El cadáver de la niña migrante guatemalteca que perdió la vida el pasado 8 de diciembre mientras estaba en custodia de la Patrulla Fronteriza de EE.UU. llegó el domingo a su país. Desde la Organización de las Naciones Unidas (ONU) se ha levantado la voz para que se esclarezcan las circunstancias en las que la menor murió.

“Las autoridades de Estados Unidos deben garantizar que se lleve a cabo una investigación profunda e independiente de la muerte de Jakelin Ameí Caal”, ha señalado este lunes en un comunicado el relator especial de la ONU sobre derechos humanos de los migrantes, Felipe González Morales.

Igualmente, en la nota se insta a la Administración estadounidense para que ponga fin a la detención de niños, que estén acompañados o no por sus familias, basándose en su estatus migratorio.

Como han afirmado en reiteradas ocasiones las instancias de derechos humanos de la ONU, ha destacado González Morales, la detención de niños en función de su estatus migratorio “es una violación del derecho internacional”.

Las autoridades de Estados Unidos deben garantizar que se lleve a cabo una investigación profunda e independiente de la muerte de Jakelin Ameí Caal”, ha señalado en un comunicado el relator especial de la ONU sobre derechos humanos de los migrantes, Felipe González Morales, respecto a la niña guatemalteca que murió el pasado 8 de diciembre mientras estaba en custodia de la Patrulla Fronteriza de EE.UU.

 

Dichas detenciones son perjudiciales para el bienestar de un niño, genera impactos severos a largo plazo y exacerba el trauma que muchos sufren a lo largo de sus viajes migratorios, ha enfatizado el citado relator especial de la ONU.

Según la versión oficial, Jakelin murió por deshidratación, lo que ha sido rechazado por su padre, pues él encontraba junto a la niña al momento de su detención. Las informaciones publicadas por varios medios han puesto en entredicho la atención brindada a la menor y han hecho sospechar de una posible negligencia.

Las autoridades guatemaltecas, por su parte, aseguran que agotarán todas las vías diplomáticas y jurídicas para aclarar las circunstancias del fallecimiento de Jakelin.

En todo caso, lo que está claro, conforme a las Naciones Unidas, es que la niña falleció bajo custodia de EE.UU. después de entrar en suelo norteamericano junto a más de un centenar de migrantes.

mtk/ctl/tmv/rba

Comentarios