• El papa Francisco asiste a la presentación de la escultura que conmemora a los migrantes y refugiados en la plaza de San Pedro en el Vaticano, 29 de septiembre de 2019. (Foto: Reuters)
Publicada: lunes, 30 de septiembre de 2019 2:27

El papa Francisco critica a los países que producen armas para guerras en otros lugares pero se niegan a recibir refugiados que huyen de los mismos conflictos.

“Las guerras solo afectan a algunas regiones del mundo, pero las armas de guerra se producen y venden en otras zonas que no están dispuestas a acoger a los refugiados que generan estos conflictos”, denunció el domingo el sumo pontífice.

Durante su sermón para 40 000 personas en la plaza de San Pedro y en el marco de la Jornada Mundial de Migrantes y Refugiados que celebra la Iglesia, el papa afirmó que el mundo se está volviendo cada vez más “elitista y cruel con los excluidos” y que es deber de los cristianos cuidar a todos los que quedan en una “cultura de usar y tirar” tan arraigada en la sociedad.

LEER MÁS: El papa: Fabricantes de armas no se encargan de víctimas de guerras

Esto significa, prosiguió, ser vecino de todos aquellos que son maltratados y abandonados en las calles de nuestro mundo, “aliviando sus heridas y llevándolos al refugio más cercano, donde puedan satisfacer sus necesidades”.

Las guerras solo afectan a algunas regiones del mundo, pero las armas de guerra se producen y venden en otras zonas que no están dispuestas a acoger a los refugiados que generan estos conflictos”, denuncia el papa Francisco.

 

El líder religioso también subrayó que la gente no puede quedarse indiferente al “aislamiento sombrío, el desprecio y la discriminación” que experimentan aquellos que no pertenecen a “nuestro grupo”.

Durante la ceremonia, el sumo pontífice también inauguró una gran estatua en la plaza de San Pedro que muestra a decenas de migrantes y refugiados de diferentes religiones durante algunos periodos de la historia.

Las palabras del papa Francisco se produjeron en un momento en el que no cesan de aparecer informes que denuncian que son los países occidentales los que, con las ventas de armas, echan leña al fuego a los conflictos en regiones como Oriente Medio.

LEER MÁS: Arabia Saudí comprará a EEUU sistemas THAAD por $ 15 000 millones

En esta línea, el papa Francisco lanzó en pasado abril un mensaje duro contra Estados Unidos y Europa por vender armas que matan a niños en zonas de guerra como Siria, Yemen y Afganistán.

ftn/lvs/rba