• La jefa de la Diplomacia europea, Federica Mogherini, durante su discurso en la sede de la UE en Bruselas (Bélgica), 21 de enero de 2018. (Foto: AFP)
Publicada: jueves, 31 de enero de 2019 19:01
Actualizada: viernes, 1 de febrero de 2019 19:32

La Unión Europea (UE) creará un grupo de contacto para Venezuela a la vez que amenaza con introducir sanciones personales contra los líderes de su Gobierno.

La alta representante de la UE para la Política Exterior, Federica Mogherini, ha anunciado este jueves la creación de un Grupo de Contacto de países europeos y latinoamericanos de “90 días” de duración para trabajar hacia una salida a la crisis en Venezuela a través de las “nuevas elecciones” que debe celebrarse “lo antes posible”.

Francia, Alemania, Italia, Reino Unido, España, Ecuador y Bolivia estarán entre los países integrantes de dicho grupo. Este proyecto multinacional se disolvería automáticamente en 90 días si no se lograran avances en los objetivos propuestos.

Asimismo, Mogherini ha declarado que en los próximos días se valorará la introducción de sanciones personales contra miembros de “la cúpula venezolana”.

 

Las declaraciones de Mogherini se producen al término de una reunión de los cancilleres europeos mantenida en Bucarest (Rumanía), con el propósito de fijar una postura política común con respecto a Venezuela.

Pocas horas antes, el Parlamento Europeo (PE) reconoció a Juan Guaidó como presidente interino de Venezuela y ha solicitado a la propia Mogherini, así como a los Gobiernos de los Estados miembros, que se sumaran al reconocimiento del líder opositor.

Hace días, el bloque comunitario dio un ultimátum a Venezuela y amenazó con adoptar más acciones punitivas en su contra si no se convocan elecciones después de que Guaidó, jefe de la Asamblea Nacional (AN) de Venezuela —de mayoría opositora y declarada en desacato en 2016—, se autoproclamara el 23 de enero “presidente encargado” del país caribeño.

En respuesta, el Gobierno venezolano ha rechazado el respaldo de la Unión Europea a los planes golpistas de la oposición y Estados Unidos y ha catalogado sus exigencias sobre unas elecciones en Venezuela como injerencistas. Caracas dice que no dejará que entes extranjeros impongan sus agendas en el país sudamericano.

tmv/ktg/hgn/mjs

Comentarios