• Sede de la Cancillería de Venezuela en Caracas, la capital.
Publicada: domingo, 27 de enero de 2019 17:13

El Ministerio de Exteriores de Venezuela ha rechazado el respaldo de la Unión Europea (UE) a los planes golpistas de la oposición y Estados Unidos.

A través de un comunicado emitido este domingo, la Cancillería venezolana ha reaccionado a la advertencia lanzada el sábado por el bloque comunitario, que amenazó a Caracas con adoptar más acciones punitivas en su contra si no se convocan elecciones después de que Juan Guaidó, jefe de la Asamblea Nacional (AN) de Venezuela —de mayoría opositora y declarada en desacato en 2016—, se autoproclamara el 23 de enero “presidente interino” del país caribeño.

“La República Bolivariana de Venezuela expresa su más enérgico rechazo a la declaración de la Unión Europea del pasado 26 de enero, mediante la cual demostró su decisión de sumarse al plan del golpe de Estado orquestado por el Gobierno de Estados Unidos, pretendiendo incluso dar un ultimátum al Estado venezolano, al más propio estilo de las viejas potencias coloniales que representa”, reza la nota.

El texto también ha lamentado que el bloque comunitario “no haya tenido el coraje” de resistir ante las presiones del Gobierno estadounidense, presidido por Donald Trump, —quien fue el primero en apoyar el golpe de Estado en Venezuela— y haya decidido sumarse a los que intervienen en los asuntos de otros países.

La República Bolivariana de Venezuela expresa su más enérgico rechazo a la declaración de la Unión Europea del pasado 26 de enero, mediante la cual demostró su decisión de sumarse al plan del golpe de Estado orquestado por el Gobierno de Estados Unidos, pretendiendo incluso dar un ultimátum al Estado venezolano, al más propio estilo de las viejas potencias coloniales que representa”, denuncia la Cancillería de Venezuela.

La Cartera venezolana le ha exigido a la UE “deponer su actitud desafiante y en su lugar adopte una posición de respeto y equilibrio constructivo que no aliente la fractura del orden constitucional y la violencia”.

De la misma manera, ha hecho hincapié en que la legitimidad de las medidas de Caracas “no dependen en modo alguno” de las posiciones que toman las entidades extranjeras, por lo tanto, ha agregado, “sus arrogantes exigencias” no tendrán efecto alguno en las decisiones del Gobierno venezolano.

Pese a tales actos de Europa, se lee en el comunicado, el país bolivariano seguirá manteniendo lazos con todos los miembros del bloque comunitario, basados en el respeto y orientados “al desarrollo compartido y la paz tanto en Venezuela como en la región latinoamericana y caribeña”.

A su vez, el presidente venezolano, Nicolás Maduro, ha denunciado la “arrogancia” del organismo regional y ha rechazado su ultimátum.

ftn/anz/fmk/rba

Comentarios