• Pedro Sánchez recibe encargo de Felipe VI para formar gobierno
Publicada: jueves, 6 de junio de 2019 19:37
Actualizada: viernes, 7 de junio de 2019 1:09

El presidente saliente del Gobierno español, Pedro Sánchez, ha recibido este jueves el encargo del rey Felipe VI de España para volver a formar gobierno.

Así lo ha anunciado la presidenta de la Cámara Baja, Meritxell Batet, quien ha agregado que el líder socialista debe ahora buscar el respaldo de otros grupos políticos antes de la sesión de investidura, cuya fecha tendrá que ser discutida con el candidato.

“(Felipe VI) me ha comunicado su decisión de proponer a Pedro Sánchez como candidato a la Presidencia del Gobierno”, ha indicado Batet ante la prensa en el Congreso de los Diputados, donde Sánchez debería ser investido a principios de julio para un mandato de cuatro años.

El propio Sánchez ha subrayado en una conferencia de prensa posterior a las declaraciones de Batet que “no hay otra alternativa” a que sea el Partido Socialista Obrero Español (PSOE) el que gobierne el país europeo.

“Los españoles quieren que gobierne el partido socialista: o gobierna el PSOE o gobierna el PSOE. No hay otra alternativa”, ha reiterado el dirigente.

Los españoles quieren que gobierne el partido socialista: o gobierna el PSOE (el Partido Socialista Obrero Español) o gobierna el PSOE. No hay otra alternativa”, ha dicho el presidente saliente del Gobierno español, Pedro Sánchez.

 

Sánchez ha anunciado que la ronda de contactos con distintos partido políticos comenzará la próxima semana. “Tenemos que empezar esa conversación, pero no hay alternativa a la mayoría del PSOE. Por eso pido responsabilidad a todos, sobre todo a Unidas Podemos, Ciudadanos y Partido Popular (PP)”, ha añadido.

El pasado mes de mayo, el secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, dijo estar “convencido” de que el PSOE y su grupo formarían gobierno.

Llegado al poder en junio de 2018 gracias a una moción de censura que desalojó del poder a su antecesor, Mariano Rajoy, del PP, Sánchez necesitará una mayoría de 176 apoyos (de 350) en el voto de investidura.

Si no tiene éxito, al jefe socialista (de 47 años) le bastará tener más síes que noes en una segunda votación que se celebraría dos días más tarde.

Una vez superada la investidura, los problemas para Sánchez no habrán terminado: tendrá que esforzarse para conseguir los votos para cada ley, incluida la de los presupuestos de 2019, aún en el aire, mientras el espinoso asunto del independentismo catalán promete envenenar los cuatro años de su mandato.

snz/mla/fmd/rba

Comentarios