• El jefe de la organización nuclear de Irán, Ali Akbar Salehi (dcha.) y el presidente, Hasan Rohani, visitan los logros nucleares, 9 de abril de 2019.
Publicada: viernes, 31 de enero de 2020 16:11
Actualizada: jueves, 25 de junio de 2020 20:13

La Organización de Energía Atómica de Irán (OEAI) tacha de “imprudentes” las sanciones que le ha impuesto Estados Unidos y asegura que serán dejadas sin efecto.

La medida imprudente de (el presidente de EE.UU., Donald) Trump en sancionar a Salehi y la Organización de Energía Atómica de Irán no interrumpirá de ninguna manera las actividades y políticas pacíficas nucleares” del país persa, ha asegurado este viernes la OEAI en su cuenta de Twitter un día después de que EE.UU. anunciara restricciones económicas contra Ali Akbar Salehi y la entidad que dirige.

El organismo iraní ha aseverado que las sanciones “crueles” de Washington motivarán aun más a los científicos nucleares iraníes a “contrarrestar con más firmeza las políticas hostiles de Estados Unidos”.

En una entrevista con la agencia de noticias local FARS, el portavoz de la OEAI, Behruz Kamalvandi, consideró el jueves las nuevas sanciones de EE.UU. como un “juego político” y aseguró que pese a estos “esfuerzos infructuosos”, “el programa nuclear pacífico de la República Islámica de Irán continuará con fuerza, según las necesidades del país”.

Irán está sujeto a las duras sanciones aplicadas por EE.UU. en el marco de una campaña de “máxima presión” con la que Washington busca imponer al país persa un nuevo acuerdo con sus propias condiciones, después de que Washington se retirara unilateralmente en mayo de 2018 del pacto nuclear, suscrito en 2015 por Irán y el Grupo 5+1 —entonces integrado por EE.UU., el Reino Unido, Francia, Rusia y China, más Alemania—.

Además de rechazar la renegociación del acuerdo nuclear, Irán insiste en que protegerá los derechos que le otorga el acuerdo nuclear y decidió así reducir gradualmente sus compromisos, ante la violación estadounidense del pacto y al ver arriesgados sus intereses, dada la inacción de Europa.

Asimismo, Teherán rechaza las acusaciones de EE.UU. y sus aliados europeos de que ha violado el convenio y que busca desarrollar armas nucleares, mientras que todas las actividades e instalaciones nucleares del país persa están bajo la estricta supervisión de la Agencia Internacional de Energía Atómica (AIEA).

tmv/rha/mnz/mjs