• El general de división Hosein Salami, comandante en jefe del Cuerpo de Guardianes de la Revolución Islámica (CGRI).
Publicada: domingo, 19 de mayo de 2019 2:27
Actualizada: lunes, 20 de mayo de 2019 11:54

La decisión de la República Islámica de Irán de suspender parte de sus compromisos del acuerdo nuclear sorprendió a Estados Unidos y sus aliados.

El nuevo comandante en jefe del Cuerpo de Guardianes de la Revolución Islámica (CGRI) de Irán, el general de división Hosein Salami, en declaraciones ante un grupo de miembros de esta entidad militar, ha señalado que EE.UU. y sus socios nunca pensaban que la República Islámica podría resistir ante las presiones que impuso Washington tras abandonar el pacto nuclear que suscribió en 2015 con Teherán, bajo el formato del Grupo 5+1, que compartió con el Reino Unido, Francia, Rusia y China, más Alemania. 

“Ellos (los estadounidenses) estaban convencidos de que los iraníes no iban a reaccionar, no importase cuánto incrementaran las presiones, pero esta hipótesis se vino abajo con la reciente medida de la República Islámica”, ha subrayado el general iraní.

El mando castrense ha comentado de esta forma el anuncio del Consejo Supremo de Seguridad Nacional de Irán del 8 de mayo en el cual informó de que, a partir de ese mismo día, Teherán cancelaba algunos de sus compromisos en el convenio nuclear en “defensa de los intereses nacionales del pueblo iraní”.

El Gobierno iraní determinó esa medida, justo un año después de que Washington se saliera unilateralmente del acuerdo nuclear, de nombre oficial Plan Integral de Acción Conjunta (PIAC o JCPOA, por sus siglas en inglés).

En el último año, Irán ha argumentado que otros signatarios del JCPOA no han conseguido hacer su parte para proteger el pacto de los efectos negativos de las sanciones estadounidenses. Teherán ha dado un ultimátum de 60 días a Europa para que cumpla con sus obligaciones del tratado sino Irán reanudará el enriquecimiento de uranio.

Ellos (los estadounidenses) estaban convencidos de que los iraníes no iban a reaccionar, no importase cuánto incrementaran las presiones, pero esta hipótesis se vino abajo con la reciente medida de la República Islámica”, dice el comandante en jefe del Cuerpo de Guardianes de la Revolución Islámica (CGRI) de Irán, el general de división Hosein Salami, sobre la cancelación de algunos compromisos del acuerdo nuclear por Irán.

 

De acuerdo con el general Salami, Irán enfrenta una “guerra de inteligencia”, emprendida por EE.UU., por tanto, se considera imperante vigilar las estrategias del país norteamericano para hacer frente a sus posibles actuaciones.

“Hoy, estamos en un ambiente de verdadera guerra de inteligencia con Estados Unidos y el frente de los enemigos de la Revolución y el Sistema Islámico”, ha aseverado el comandante en jefe del CGRI, y explica que “este ambiente es una combinación de guerra psicológica y operación cibernética, provocaciones militares, diplomacia pública y tácticas de intimidación”.

EE.UU. colocó el pasado abril al CGRI de Irán en su denominada “lista de organizaciones terroristas” extranjeras. En aplicación del principio de reciprocidad, el Consejo Supremo de Seguridad Nacional de Irán declaró, a su vez, “grupo terrorista” al Comando Central de Estados Unidos” (Centcom, por sus siglas en inglés) y a sus fuerzas asociadas.

fdd/ncl/bhr/mkh

Comentarios