• Líder del opositor Partido Laborista (PL), Jeremy Corbyn.
Publicada: lunes, 30 de noviembre de 2015 18:46

El líder del Partido Laborista británico, Jeremy Corbyn, da libertad a sus diputados para votar sobre la propuesta del Gobierno de sumarse a los bombardeos en Siria, a pesar de que él se opone, y una mayoría de su formación piensa igual.

"Jeremy Corbyn da a los diputados laboristas libertad de voto", ha publicado este lunes el diario británico The Guardian en su página Web, de este modo facilitaría la aprobación de tal medida para que el Gobierno de Cameron consiga el visto bueno en el Parlamento nacional.

Jeremy Corbyn da a los diputados laboristas libertad de voto", ha publicado este lunes el diario The Guardian en su página Web, de este modo facilitaría la aprobación de tal medida para que el Gobierno de David Cameron consiga el visto bueno en el Parlamento nacional.

Según los analistas, se trata de una solución de compromiso, al coincidir que el líder laborista hubiera afrontado una rebelión en sus filas de haber dado consignas, en un momento en que su liderazgo todavía se está afianzando, ya que recientemente fue elegido para este puesto.

El portavoz del primer ministro británico, David Cameron, ha insistido en que el Reino Unido no irá a la guerra si "no hay una clara mayoría" en el Parlamento.

Los miembros del Parlamento británico, ubicado en la capital de Londres.

 

A cambio de esta contraprestación laborista, Corbyn pidió a través de una carta a Cameron que permita dos días de debates antes de la votación, algo que podría retrasar el conocer el resultado que se esperaba esta misma semana, no obstante hasta ahora el líder opositor ha tratado de explicar a sus correligionarios en el Parlamento las razones por las que no pueden apoyar el plan sobre la participación de su país en los bombardeos contra el grupo takfirí EIIL (Daesh, en árabe) en Siria.

"En un tema de decisiva importancia tiene que haber el tiempo necesario y adecuado para el debate en la cámara, y sólo dos días completos pueden garantizar que todos los miembros que quieran participar, puedan hacerlo", ha suscrito Corbyn.

Por otro lado, una encuesta con muestreo aleatorio de los miembros de la formación publicada esta misma jornada, indica que el 75 por ciento está en contra de los posibles bombardeos británicos en Siria, el 13 % a favor y el 11 % indecisos.

En septiembre pasado, Corbyn, puso en duda la legalidad de los bombardeos de la llamada coalición liderada por EE.UU. contra las posiciones del grupo terrorista de Daesh en Irak y Siria.

A principios de noviembre el líder laborista cuestionó la permanencia de su país en la denominada coalición anti-EIIL que ataca supuestas posiciones del grupo takfirí en Irak.

Esta petición de Cameron para sumarse a la coalición anti-EIIL en Siria, viene a consecuencia del último ataque terrorista ocurrido en territorio europeo, y la petición de socorro lanzada por el presidente galo, François Hollande.

krd/rha/nal