• Jeremy Corbyn, diputado británico del Partido Laborista.
Publicada: miércoles, 5 de agosto de 2015 18:30
Actualizada: jueves, 27 de agosto de 2015 10:42

El ex primer ministro británico Tony Blair debe ser juzgado por su papel en la invasión “ilegal” a Irak, liderada por EE.UU., dice el diputado Jeremy Corbyn.

Fue una guerra ilegal. Estoy seguro de eso. Kofi Annan, secretario general de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) durante la guerra de Irak, consideró ilegal esta ofensiva y por lo tanto, (Blair) tiene que explicar. No sé si va a ser juzgado. ¿Podría ser juzgado por eso? Posiblemente”, ha señalado Jeremy Corbyn, diputado del Partido Laborista, según han confirmado este miércoles los medios locales.

Fue una guerra ilegal. Estoy seguro de eso. Kofi Annan, secretario general de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) durante la guerra de Irak, consideró ilegal esta ofensiva y por lo tanto, (Blair) tiene que explicar. No sé si va a ser juzgado. ¿Podría ser juzgado por eso? Posiblemente”, ha señalado el diputado británico Jeremy Corbyn.

Corbyn también ha instado a Blair a “confesar” los acuerdos que alcanzó con el expresidente estadounidense George W. Bush antes de la invasión a Irak en 2003.

En sus palabras ha hecho referencia a los resultados que se divulgarán tras la Investigación Chilcot sobre la guerra de Irak y, en esta línea, ha hecho hincapié en que esta indagación obligará a Blair a explicar las conversaciones que mantuvo con Bush en el período previo a la guerra.

El primer ministro británico entre 1997 y 2007, Tony Blair (izda.), junto al presidente de Estados Unidos entre 2001 y 2009, George W. Bush.

 

Es de agregar que el resultado de ese estudio no será revelado este año porque es casi seguro que la investigación pone bajo serias dudas las razones del Gobierno británico para involucrarse en la guerra de Irak.

“El informe Chilcot va a salir en algún momento. Espero que salga pronto. Creo que hay algunas decisiones sobre las que Tony Blair no ha querido confesar o decirnos lo que ocurrió realmente. Lo que ocurrió en 2002 en Crawford, en Texas, en sus reuniones privadas con George W. Bush. ¿Por qué el informe Chilcot todavía no se ha publicado? Porque  al parecer todavía hay debates sobre la divulgación de los resultados en una parte o el otro lado del Atlántico. En ese momento, Tony Blair y los demás que tomaron decisiones van a tener que lidiar con las consecuencias de  sus acciones”, ha concluido Corbyn.

Curiosamente, el exsecretario de Estado británico Charles Falconer reconoció el pasado junio que la participación de su país en la guerra contra Irak dirigida en 2003 por Estados Unidos fue un “error”.

Lord Charles Falconer, antiguo secretario de Estado británico para Asuntos Constitucionales (2003-2007), 21 de junio de 2015.

 

Falconer fue uno de los mayores aliados del antiguo primer ministro Tony Blair cuando este preparaba, en contra de la opinión pública británica, la desastrosa operación bélica de 2003 contra el país árabe.

Blair intentó convencer a los británicos de que la invasión de Irak era necesaria y urgente, por disponer supuestamente el entonces dictador iraquí, Saddam Husein, de armas de destrucción masiva. El Partido Laborista perdió a muchos de sus simpatizantes, decepcionados e irritados por la decisión de Blair.

La invasión de Irak, si bien terminó con el régimen dictatorial iraquí, causó daños irreparables a la infraestructura del país y numerosísimas pérdidas de vidas humanas.

El pasado 20 de mayo, la exsecretaria de Estado estadounidense Hillary Clinton —en campaña electoral para presidir su país en 2017— reconoció, a la vista de la situación de Irak, que su apoyo a la guerra de 2003 “fue un error. Así de simple”.

msm/ctl/nal/msf