• El canciller británico, Dominic Raab, en una reunión en Hanoi, Vietnam, 30 de septiembre de 2020. (Foto: AFP)
Publicada: viernes, 11 de diciembre de 2020 17:02

El Gobierno británico anunció la imposición de nuevas sanciones a funcionarios de varios países, incluidos Rusia y Venezuela, por presuntos abusos a DD.HH.

“Hoy [10 de diciembre] el Reino Unido ha anunciado un tercer tramo de sanciones, en el marco de su Régimen Global de Sanciones de Derechos Humanos, contra 11 personas y una entidad de Rusia, Venezuela, Gambia y Paquistán”, ha afirmado la madrugada de este viernes el canciller británico, Dominic Raab, mediante un vídeo emitido en su cuenta de Twitter.

No obstante, ha continuado, mediante tales sanciones el Reino Unido impondrá prohibiciones de viajar y congelación de bienes a personas apuntadas en el marco de una nueva ronda de sanciones internacionales por “atroces violaciones de los derechos humanos”.

Raab ha informado que tales sanciones impactan a tres funcionarios en Venezuela, Rafael Bastardo, comandante de las Fuerzas de Acciones Especiales (FAES) hasta 2019, Remigio Ceballos Ichaso, jefe del Comando Estratégico Operacional de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (CEOFANB) y Fabio Zavarse Pabon, comandante de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB).

Asimismo, conforme al canciller británico, respecto a Rusia, los bloqueos se aplicarán a tres individuos y a un cuerpo de seguridad de Chechenia, conocido como Fuerzas Especiales de Respuesta Rápida del Terek, a los que considera “responsables de torturas y otros abusos en la República de Chechenia”.

 

En Gambia, el expresidente y las personas cercanas a su círculo han sido incluidos y en Paquistán, ha sucedido lo mismo con el jefe de la Policía de Karachi.

Esto mientras el Gobierno británico, conocido por su doble rasero, ya lo aplicó en julio a 49 individuos y organizaciones de Rusia, Arabia Saudita, Birmania y Corea del Norte. Además, en septiembre, el Reino Unido se alió con Canadá para sancionar al presidente bielorruso Alexander Lukashenko, a su hijo y a altos cargos de su Administración.

Es más, el Tribunal Superior del Reino Unido ordenó al Banco de Inglaterra entregar las 31 toneladas de oro venezolano, valoradas en más de mil millones de dólares, al líder opositor y golpista venezolano, Juan Guaidó, y a sus ficticios funcionarios; un fallo que pone de relieve el desconocimiento de Londres de la legitimidad del presidente de Venezuela, Nicolás Maduro.

Sin embargo, el Banco Central de Venezuela (BCV) denunció en julio el “absurdo” fallo del Supremo británico que señalaba un reconocimiento inequívoco de Guaidó como mandatario interino de la República Bolivariana, y, por fin, la justicia británica anuló el 5 de octubre el fallo favorable al líder opositor para acceder al oro venezolano y ordenó una indagación para determinar el control de los fondos.

mrp/lvs/mjs