• Un infome revela la venta por el Reino Unido de equipos de espionaje a Arabia Saudí.
Publicada: lunes, 13 de julio de 2020 18:37

El Gobierno británico está suministrando equipos de interceptación telefónica a 17 países que violan los derechos humanos, entre ellos Arabia Saudí.

En un artículo publicado este lunes, el diario The Independent asegura que los ministros del Reino Unido, pese a las leyes que establecen que Londres no debe exportar bienes de seguridad a países que podrían usarlos para la represión interna, han firmados varios acuerdos para vender programas espía y aparatos para pinchar teléfonos a Estados que vulneran los derechos humanos. La medida ha generado 75 millones de euros para el Gobierno británico.

Entre los países receptores de estos equipos se encuentran Arabia Saudí, Baréin y los Emiratos Árabes Unidos (EAU).

Los grupos de derechos humanos denuncian la actuación, afirmando que el Reino Unido está desarrollando una condenable reputación por no llevar a cabo controles adecuados de sus clientes de armas. También, el Partido Laborista británico ha pedido al Gabinete de Boris Johnson explicar los motivos por los que no ha observado las normativas al respecto.

Además de estos 17 países, el Reino Unido ha exportado también esos aparatos a otros Estados que no están en la lista “No Libre”, tal es el caso de un contrato de 2 millones de dólares con Filipinas y Hong Kong para enviar tales equipos.

 

Por otra parte, el Ministerio británico de Comercio Internacional anunció la semana pasada que se reanudaría la exportación de armas a Arabia Saudí, medida que anteriormente había sido prohibida por orden judicial.

El apoyo a Arabia Saudí se produce en medio de las preocupaciones que existen sobre las violaciones de derechos humanos que la dinastía gobernante ha cometido al atacar las infraestructuras civiles de Yemen.

Varios entes, entre ellos la organización pro derechos humanos Human Rights Watch (HRW), han condenado en reiteradas ocasiones los “crímenes de guerra flagrantes” de Riad y sus aliados contra el país más pobre del mundo árabe, y han instado al Occidente a cesar la venta de armas al “asesino” saudí.

nkh/ctl/fmk/rba