• Parte de un vídeo publicado por el grupo de activistas informáticos Anonymous.
Publicada: sábado, 13 de abril de 2019 12:59

El grupo de activistas informáticos Anonymous amenaza a Estados Unidos y el Reino Unido con graves consecuencias si no liberan a Assange.

“Desde la CIA [siglas en inglés de la Agencia de Inteligencia Central estadounidense] y el presidente de EE.UU. [Donald Trump] hasta los oficiales que sacaron a Julian Assange [fundador del portal de filtraciones Wikileaks] de la Embajada [de Ecuador] para su arresto se han expuesto a sí mismos como enemigos del pueblo y es hora de que Anonymous actúe en consecuencia […] ¡Liberen a Assange o lo pagarán!”, advierte el grupo compuesto por hackers, según informaron el viernes varios medios.

Del mismo modo este grupo pronostica que, como resultado de la detención de Assange y las muchas acciones y esfuerzos de los países occidentales para silenciar a los activistas y los que denuncian sus crímenes, habrá “una revolución generalizada” de la que no estarán a salvo ni el Reino Unido ni “sus cohortes”.

“Con estas acciones, están haciendo que el mundo libre se acerque a una revolución generalizada, y eso es, honestamente, lo que se necesita para detener estos avances constantes contra nuestra libertad”, denuncia Anonymous, y asegura que prontamente se librarán luchas pacíficas en ámbitos como el ciberespacio para defender la libertad de expresión.

Desde la CIA [siglas en inglés de la Agencia de Inteligencia Central estadounidense] y el presidente de EE.UU. [Donald Trump] hasta los oficiales que sacaron a Julian Assange [fundador del portal de filtraciones Wikileaks] de la Embajada [de Ecuador] para su arresto se han expuesto a sí mismos como enemigos del pueblo y es hora de que Anonymous actúe en consecuencia […] ¡Liberen a Assange o lo pagarán!”, advierte el grupo de activistas informáticos Anonymous.

 

También reconoce el importante papel de Assange y de Wikileaks a la hora de garantizar la transparencia y aprecia el amplio apoyo de que estos gozan en el mundo, aunque lamenta que los que están en los círculos de poder no sientan lo mismo, ya que desprecian y odian la libertad de expresión.

La Policía británica arrestó el jueves al activista, actuando en nombre de EE.UU., en la embajada de Ecuador en Londres, capital británica, después de que el presidente de Ecuador, Lenín Moreno, le retirara a Assange el asilo político del que gozaba desde el año 2012.

La semana pasada, Wikileaks alertó de la inminente violación por parte de Ecuador del asilo otorgado a Assange debido a la investigación abierta contra el presidente ecuatoriano por el caso de corrupción INA Papers y los documentos sobre el caso difundidos por el portal de filtraciones que parecen incriminar al mandatario.

En estos momentos el fundador de Wikileaks está encarcelado a la espera a su posible extradición a Estados Unidos, donde, según reportes, la Justicia estadounidense prepara cargos contra él que podrían acarrearle “varias décadas de prisión”.

hgn/rba/nii/

Comentarios