• Vista general del asentamiento israelí de Maale Adumim, en la ocupada Cisjordania, 17 de noviembre de 2018. (Foto: AFP)
Publicada: lunes, 8 de abril de 2019 7:28
Actualizada: lunes, 8 de abril de 2019 18:28

El Reino Unido condena sin paliativos planes del régimen de Israel para construir nuevas colonias ilegales y anexionarse parte de la ocupada Cisjordania.

Pese a las críticas internacionales, el régimen de Israel aprobó el jueves la edificación de al menos 3659 viviendas en asentamientos sitos en la Cisjordania ocupada.

En reacción, el ministro británico de Asuntos Exteriores para el Oriente Medio, Mark Field, denunció que la construcción de nuevos asentamientos por Israel en los territorios ocupados palestinos viola el derecho internacional.

En un comunicado emitido el domingo, Field advirtió que la posible anexión de dichas tierras podría significar la muerte definitiva de la solución conocida como “dos Estados”, es decir, la creación de un Estado palestino junto a otro israelí.

 

Por su parte, el primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, prometió el sábado, que, en caso de ser reelegido en las elecciones parlamentarias previstas para el martes, se anexarán los asentamientos ilegales israelíes existentes en Cisjordania.

Ante esta situación, el diplomático británico exigió al régimen de Tel Aviv que deje de lado sus contraproducentes medidas y pide a todas las partes que se comprometan a hacer su mejor esfuerzo para reducir las tensiones actuales y crear el ambiente adecuado para instaurar una paz justa y duradera.

Según un informe difundido el pasado marzo por Ola Awad, presidente de la Oficina Central de Estadísticas de Palestina, Israel ha ocupado más del 85 por ciento de los territorios palestinos, lo que representa un equivalente a unos 27 000 kilómetros cuadrados.

Los asentamientos construidos en Cisjordania, tierra ocupada por Israel en 1967, son ilegales desde el punto de vista del derecho internacional, además de que una gran parte de la comunidad internacional alerta de que casi son un obstáculo insalvable para la paz. 

En los últimos años, en especial tras la llegada al poder de Donald Trump en Estados Unidos (enero de 2017) y su amplio apoyo a Israel, las autoridades israelíes han impulsado medidas ilegales y polémicas, y como más importante, la apropiación de mayor número de tierras palestinas.

fmk/mkh/nii/

Comentarios