• El secretario de Asuntos Exteriores del Reino Unido, Jeremy Hunt, pronuncia un discurso en un acto en Londres, 31 de octubre de 2018. (Foto: AFP)
Publicada: viernes, 28 de diciembre de 2018 23:29
Actualizada: sábado, 29 de diciembre de 2018 1:18

El Reino Unido reitera su denuncia a la decisión de EE.UU. de retirar sus tropas de Siria, considerándola una muestra de la visión “blanco y negro” de Trump.

“El presidente (de EE.UU., Donald) Trump se especializa en hablar en términos muy blancos y negros sobre lo que está sucediendo en el mundo”, dijo el viernes el secretario británico de Exteriores, Jeremy Hunt, en una entrevista con BBC Radio 4 Today.

Hunt, de este modo, criticó la decisión recién anunciada por la Casa Blanca para replegar todos los efectivos estadounidenses de Siria, y enfatizó que la lucha contra el grupo terrorista EIIL (Daesh, en árabe) “no ha terminado”.

Al desarrollar su postura, el máximo diplomático británico recordó que pese a los “grandes progresos” en la guerra contra Daesh, los terroristas de dicha banda “todavía poseen algunos territorios y sigue habiendo cierto riesgo real”.

El presidente (de EE.UU., Donald) Trump se especializa en hablar en términos muy blancos y negros sobre lo que está sucediendo en el mundo”, dice el ministro británico de Exteriores, Jeremy Hunt.

Asimismo, ante una pregunta sobre qué pasaría si las tropas estadounidenses también se retiraran de Afganistán, Hunt dijo: “Seguiremos haciendo todo lo que necesitamos para asegurarnos de que las calles del Reino Unido estén a salvo”.

Un día después del anuncio de la Casa Blanca sobre la salida de los soldados estadounidenses de Siria, Trump justificó la medida, señalando que Washington no quiere ser el “policía de Oriente Medio”.

No obstante, El Reino Unido y Francia —miembros de la llamada ‘coalición anti-Daesh’ de EE.UU.— han insistido en que la lucha contra los terroristas en Siria no ha cesado. Anteriormente, el titular para Oriente Medio del Ministerio de Asuntos Exteriores del Reino Unido, Tobias Ellwood, había expresado su “total desacuerdo” con la decisión de Trump, alertando de que “la amenaza (de Daesh) está muy viva”.

Por su parte, el presidente de Francia, Emmanuel Macron, ha asegurado que mantendrá su presencia militar en el país árabe aun después de la salida de las fuerzas estadounidenses.

La decisión, de igual modo, ha desatado críticas de varias figuras estadounidenses que acusan a Trump de cometer un error colosal, pues el fin de la presencia militar norteamericana en Siria, conforme indican, “entregaría Siria a Irán y Rusia”.

Mientras tanto, han ido en aumento durante esta última semana las hipótesis sobre la eventual intención del presidente estadounidense de delegar las misiones militares del Departamento de Defensa de EE.UU. (el Pentágono) a las compañías privadas como Blackwater —conocida como Academi—, que se ha ido hundido en escándalos por cometer crímenes de guerra y matar a civiles en la guerra que orquestó EE.UU. en Irak.

tqi/ctl/ftn/mjs

Comentarios