• La página de anuncio publicada por Blackwater en la que se lee: “Estamos llegando”.
Publicada: miércoles, 26 de diciembre de 2018 7:29
Actualizada: miércoles, 26 de diciembre de 2018 12:15

“Estamos llegando”, la empresa estadounidense Blackwater lanza un mensaje de advertencia luego de la decisión de Trump de retirar tropas de Siria y Afganistán.

La compañía militar, conocida también como Academi, ha publicado el anuncio en la edición impresa de enero/febrero de la revista de caza y armas Recoil

Erik Prince, fundador de la empresa militar Blackwater —expulsada anteriormente del territorio afgano por el expresidente del país asiático Hamid Karzai— había propuesto meses antes la privatización de las operaciones castrenses estadounidenses en Afganistán, por lo que posteriormente Trump expresó su interés.

Por lo tanto, el anuncio de Blackwater, hecho público después de que el secretario de Defensa de EE.UU. James Mattis anunciara su renuncia, ha generado inquietudes por la posibilidad de que Trump esté tratando de privatizar la guerra en Siria y Afganistán, después de su decisión para retirar los soldados estadounidenses de estos dos países.

Cuando los estadounidenses ponen en peligro la credibilidad de su nación, privatizarla probablemente no sea una buena idea”, dijo en agosto, el entonces secretario de Defensa de EE.UU. James Mattis, en rechazo al plan propuesto por Erik Prince, fundador de la empresa militar Blackwater, para la privatización de las operaciones castrenses estadounidenses en Afganistán.

Varios oficiales castrenses, congresistas y miembros del equipo de Seguridad Nacional de Trump, entre quienes se encontraba Mattis, se opusieron al plan propuesto por Prince.

“Cuando los estadounidenses ponen en peligro la credibilidad de su nación, privatizarla probablemente no sea una buena idea”, dijo Mattis en agosto.

En el mismo sentido, Michael Maloof, un exfuncionario del Departamento de Defensa estadounidense (el Pentágono), en declaraciones a la cadena rusa RT, dijo que la salida de Mattis fortalece la posibilidad de que Trump “revalúe la propuesta de Prince”.

Blackwater, que tiene una pésima reputación, se ha ido hundido en escándalos por cometer crímenes de guerra y matar a civiles en la guerra que orquestó EE.UU. en Irak.

Estos crímenes harán que la idea de la privatización de la guerra en Siria y Afganistán no sea apoyada por los estadounidenses, ha opinado por su parte, la activista política Medea Benjamín para luego señalar que “Erik Prince y los mercenarios ganan dinero al continuar las guerras, no al terminarlas”.

tqi/ktg/mkh/msf

Comentarios