• Policía en Beirut, capital de El Líbano, 8 de mayo de 2017.
Publicada: viernes, 9 de diciembre de 2022 15:49

El Líbano ha arrestado a 185 personas sospechosas de espiar para Israel desde octubre de 2019, cuando se vio azotado por una grave crisis económica.

En declaraciones a la agencia de noticias AFP el miércoles, dos fuentes de seguridad libanesas indicaron que el número de arrestos es un récord y ha aumentado drásticamente desde un promedio anterior de cuatro o cinco arrestos al año, a medida que aumentan las actividades de espionaje israelí en El Líbano.

Desde 2019, “las fuerzas de seguridad libanesas han arrestado a 185 personas, incluidas 182 que fueron reclutadas después del comienzo de la crisis económica”, dice una de las fuentes de seguridad.

Según la misma fuente, dos de los detenidos “han enviado correos electrónicos al Mossad [la agencia de espionaje de Israel] pidiendo trabajar con él”.

El funcionario explica que hasta el momento, de las 185 personas detenidas desde 2019, 165 han sido procesadas y 25 condenadas y sentenciadas. 

 

En enero de 2022, un destacado funcionario judicial reveló que 21 personas habían sido arrestadas como parte de una operación de seguridad para desmantelar 17 redes de espionaje para Israel. Según los medios, decenas de sospechosos que estaban involucrados en estas redes de espionaje, “directa o indirectamente y con o sin conocimiento previo” proporcionaron a Israel información sobre sus objetivos, incluido el Movimiento de Resistencia Islámica de El Líbano (Hezbolá) y el Movimiento de Resistencia Islámica de Palestina (HAMAS).

Entre abril de 2009 y 2014, cerca de 100 personas fueron detenidas, acusadas de espiar para el régimen israelí, la mayoría de ellas militares o empleados del sector de las telecomunicaciones.

El colapso económico en El Líbano ha pasado factura al país árabe de muchas maneras, pero parece que no es la única razón de la traición en El Líbano. Varios colaboradores admitieron que continuaron su colaboración con el Mossad por pura oposición a la Resistencia.

Los analistas políticos creen que el reclutamiento de espías por parte del régimen israelí continuará, ya que una opción militar no está sobre la mesa debido a las altas capacidades de defensa de Hezbolá.

tmv/jay/mkh