• Daños causados por la potente explosión que sacudió Beirut, capital libanesa, 4 de agosto de 2020. (Foto: Reuters)
Publicada: viernes, 7 de agosto de 2020 11:45
Actualizada: viernes, 7 de agosto de 2020 13:47

El presidente de El Líbano, Michel Aoun, no descarta la posibilidad del impacto de un cohete o bomba como causa de la explosión de Beirut.

La causa de la explosión aún no ha sido determinada, ya que existe la probabilidad de la intromisión de fuerzas externas mediante el uso de un misil o una bomba, u otros medios”, ha dicho este viernes el mandatario libanés.

Aoun ha asegurado que la investigación sobre las causas exactas de la gigantesca explosión que sacudió el martes Beirut (capital libanesa) aún está en marcha e incluirá a los funcionarios directos hasta llegar a la justicia.

Ha prometido también que nadie puede empujarle a cometer un error ni a obligarle a ocultar las verdades sobre la tragedia, causada por la explosión de 2750 toneladas de nitrato de amonio almacenadas en el puerto de Beirut.

De igual modo, ha declarado que la pesquisa contempla también la posibilidad de negligencia por parte de los responsables por el manejo del nitrato de amonio o bien la de un accidente.

 

El mandatario libanés ha indicado que solicitó a su homólogo francés, Emmanuel Macron, las imágenes satelitales del momento de la explosión y ha subrayado que, en caso de no poder obtenerlas por parte de Francia, pedirá la ayuda de otros países “para determinar si se trató de un ataque externo o un incendio”.

Tal y como indican los expertos, el incidente —que ha dejado al menos 157 muertos, unos 5000 heridos y 300 000 desplazados— podría ser un plan de Estados Unidos e Israel.

De hecho, Washington y el régimen de Tel Aviv serían los mayores beneficiados con la tragedia de Beirut, dado su fracaso en desestabilizar El Líbano. Además, el incidente supone una oportunidad para Israel de salir ileso de “la venganza” que esperaba por parte del Movimiento de Resistencia Islámica de El Líbano (Hezbolá), tras el asesinato de uno de sus combatientes durante un ataque aéreo en Siria.

ftn/ncl/fmk/mkh