• Un combatiente de Hezbolá se para frente a la artillería antitanques en Juroud Arsal, la frontera entre Siria y El Líbano. (Foto: Reuters)
Publicada: domingo, 7 de octubre de 2018 15:41
Actualizada: domingo, 7 de octubre de 2018 18:04

Cualquier nueva agresión israelí contra El Líbano o Hezbolá llevará al infierno al régimen de Tel Aviv, ha advertido el parlamentario libanés Nawaf al-Mousawi.

Entrevistado por el diario árabe Alquds Alarabi, con sede en Londres, capital británica, Al-Mousawi, del bloque Lealtad a la Resistencia, advirtió de que la amenaza de una intervención militar israelí en El Líbano es patente, pero aseguró que tal decisión le costará muy cara a Israel.

“Estas amenazas existen y las escuchamos permanentemente, pero el enemigo sionista sabe que el costo de la agresión a El Líbano ya no es como antes. El adversario es consciente de que, con una acción tal, arriesgará toda su vida política y conducirá al infierno a la entidad sionista”, dijo el sábado el legislador libanés.

Al ser blanco de los ataques y las amenazas de Israel, agregó el legislador, el Movimiento de Resistencia Islámica de El Líbano (Hezbolá) siempre “ha estado preparado” para defender al país, y, por ello, “ha aumentado sus capacidades de defensa, en cantidad y calidad”, para poder hacer frente al enemigo.

Estas amenazas (de Israel) existen y las escuchamos permanentemente, pero el enemigo sionista sabe que el costo de la agresión a El Líbano ya no es como antes. El adversario es consciente de que, con una acción tal, arriesgará toda su vida política y conducirá al infierno a la entidad sionista”, dijo el parlamentario libanés Nawaf al-Mousawi.

 

Esta entrevista se ha llevado a cabo mientras las tensiones entre Israel y El Líbano se recrudecieron después de que el primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, acusara el 27 de septiembre, desde la tribuna de la Asamblea General de Naciones Unidas (AGNU), a Hezbolá, de “tener instalaciones para fabricar misiles de precisión dentro de la zona urbana de la ciudad de Beirut”, capital libanesa.

Tras esta afirmación, el canciller libanés, Yebran Basil, acusó a Israel de querer “justificar otra agresión”, “difundiendo mentiras”, y luego ofreció una visita guiada a la prensa y diplomáticos internacionales a los cuatro sitios en Beirut señalados por Netanyahu, a fin de comprobar como falso lo dicho por aquel.

Desde la última guerra israelí contra El Líbano, en el año 2006, la capacidad disuasiva de Hezbolá se ha incrementado notablemente, tal y como han admitido las autoridades israelíes, que aventuran que el movimiento libanés cuenta en sus almacenes con aproximadamente 150 000 misiles y cohetes.

La resistencia libanesa dice estar en su más alto nivel de preparación y promete dar una respuesta aplastante a cualquier nueva agresión israelí contra El Líbano.

ftm/anz/mkh/alg

Comentarios