• 
Un miembro de la Guardia Costera de los EE.UU. observa una embarcación extranjera en el mar de Bering, 19 de septiembre de 2022. (Foto: AP)
Publicada: martes, 27 de septiembre de 2022 15:04
Actualizada: martes, 27 de septiembre de 2022 17:43

Un barco de la Guardia Costera de EE.UU., que realizaba una patrulla de rutina en el mar de Bering, detectó buques de China y Rusia frente a Alaska.

El bote patrullero, llamado Kimball, identificó el lunes en el mar de Bering un crucero de misiles guiados de China y descubrió más tarde que había otros dos barcos chinos y cuatro barcos rusos, incluido un destructor, todos en formación única, informaron las autoridades locales.

Kimball, un barco de 127 metros (418 pies), observó cómo los barcos rompían la formación y se dispersaban. Un avión de transporte táctico Hércules C-130 brindó apoyo aéreo a Kimball desde la estación de la Guardia Costera en Kodiak.

“Si bien la formación ha operado de acuerdo con las reglas y normas internacionales, cumpliremos presencia con presencia para garantizar que no haya interrupciones en los intereses de EE.UU. en el entorno marítimo alrededor de Alaska”, informó el contralmirante Nathan Moore, comandante del Decimoséptimo Distrito de la Guardia Costera.

 

El incidente se produce un mes después de que el secretario general de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN), Jens Stoltenberg, advirtiera sobre el creciente interés de China en el Ártico y la acumulación militar de Rusia en referida zona.

Según Stoltenberg, Rusia estableció un nuevo Comando Ártico y abrió cientos de nuevos y antiguos sitios militares en el Ártico de la era soviética, incluidos puertos de aguas profundas y aeródromos.

Por su parte, China se ha autoproclamado como “Estado cercano al Ártico” y planea construir el rompehielos más grande del mundo, agregó en una visita al norte de Canadá.

Esta no fue la primera vez que los barcos navales chinos navegaron cerca de las aguas de Alaska. En septiembre de 2021, los guardacostas estadounidenses en el mar de Bering y el océano Pacífico Norte se encontraron con barcos chinos, algunos a unas 50 millas (80 kilómetros) de las Islas Aleutianas.

rth/rba