• Edificio de la Oficina Federal de Investigaciones (FBI), en Washington, Estados Unidos, 1 de febrero de 2018. (Foto: Reuters)
Publicada: domingo, 30 de enero de 2022 2:36
Actualizada: domingo, 30 de enero de 2022 3:14

La policía federal de Estados Unidos compró una versión del software israelí Pegasus para espiar a los ciudadanos en el país, revela un informe del diario NYT.

Una investigación publicada el viernes por el diario estadounidense The New York Times (NYT) reveló que el Buró Federal de Investigaciones (FBI, por sus siglas en inglés) de Estados Unidos compró y probó durante años esoftware espía Pegasus, de la empresa tecnológica israelí NSO Group, con planes de usarlo para la vigilancia dentro del país hasta que la agencia finalmente decidió el año pasado no implementar esa herramienta.

El FBI compró el software espía en 2019, a pesar de múltiples informes alertaban que se había utilizado contra activistas y opositores políticos en otros países.

Ante las relevaciones, el régimen israelí, cauteloso de enojar a los estadounidenses por ser cómplice de otros Gobiernos en el espionaje a Estados Unidos, había requerido a NSO que programara Pegasus de modo que fuera incapaz de apuntar a números estadounidenses. Así que Pegasus fue diseñado para no poder piratear los números estadounidenses.

Sin embargo, NSO había ofrecido recientemente al FBI una solución. Durante una presentación a funcionarios en Washington, la compañía demostró un nuevo sistema, llamado Phantom, que podría hackear cualquier número en los Estados Unidos que el FBI decidió apuntar.

 

El texto además revela que el Departamento de Justicia estadounidense y el FBI se pasaron dos años discutiendo si implementar o no el sistema Phantom en Estados Unidos. Las discusiones continuaron hasta el verano del año pasado, cuando este último finalmente decidió no usar el software nuevo de NSO.

No obstante, el equipo de Pegasus todavía está en un edificio de Nueva Jersey (noreste del país) utilizado por el FBI y la compañía también le dio a la agencia una demostración de Phantom, que podría hackear números de teléfono estadounidenses.

Un folleto para clientes potenciales, obtenido por el diario estadunidense, manifiesta que Phantom permite a las agencias policiales y de espionaje estadounidenses “convertir el teléfono inteligente de su objetivo en una mina de oro de inteligencia”.

La investigación de un año de New York Times se basó en entrevistas con funcionarios gubernamentales, líderes de agencias de inteligencia y de aplicación de la ley, expertos cibernéticos, ejecutivos de empresas y activistas de la privacidad en una docena de países.

De acuerdo con el informe, el régimen israelí, que controla la exportación del spyware, al igual que la exportación de armas convencionales, ha hecho de Pegasus un componente clave de su estrategia de seguridad, usándolo para promover sus intereses en todo el mundo entre ellos los acuerdos diplomáticos de 2020, firmados en una ceremonia en la Casa Blanca del entonces presidente Donald Trump, para normalizar las relaciones entre Israel y algunos de los países árabes.

sre/ncl/rba