• Gimnastas olímpicas Aly Raisman, Simone Biles, McKayla Maroney y Maggie Nichols, tras su testimonio contra Larry Nassar, 15 de septiembre de 2021. (Foto: AFP)
Publicada: jueves, 16 de septiembre de 2021 1:47

Cuatro gimnastas del equipo nacional de EE.UU. han condenado al FBI por hacer “la vista gorda” ante los abusos sexuales que sufrieron por parte de su exmédico.

Aly Raisman, Simone Biles, McKayla Maroney y Maggie Nichols, cuatro atletas de élite del equipo nacional de gimnasia de EE.UU., han denunciado este miércoles ante un comité judicial del Senado el mal manejo del Buró Federal de Investigaciones (FBI, por sus siglas en inglés) del país norteamericano en cuanto a los abusos sexuales que sufrieron por parte de su exmédico, Larry Nassar.

Han permitido que un abusador de menores quedara libre durante más de un año y esta inacción permitió directamente que continuaran sus abusos. ¿De qué sirve denunciar estos abusos si nuestros propios agentes del FBI se encargan de enterrar los informes en un cajón? Realmente se siente como si el FBI nos hiciera la vista gorda”, ha cuestionado Biles, la siete veces medallista olímpica.

En este sentido, la atleta de 24 años, ha aclarado culpable no solo a Nassar, pero también a “todo el sistema que lo permitió y perpetró”. Es más, ha acusado a la Federación de Gimnasia y al comité olímpico y paralímpico de EE.UU. de su indiferencia ante lo ocurrido.

 

Maroney se ha hecho eco de las acusaciones de Biles, subrayando que, en verano de 2015, ella contó su historia de abuso al FBI, pero, varios de sus agentes cometieron negligencias e hicieron declaraciones falsas sobre lo que ella se les había contado.

Las atletas han señalado que la razón por la que han elegido testificar sobre este caso ha sido para que ninguna niña pequeña deba soportar lo que ellas, además de cientos más mujeres, han tenido que sufrir.

De hecho, Larry Nassar, quien trabajó durante casi tres décadas con el equipo de gimnasia de EE.UU. y estuvo involucrado en cuatro Juegos Olímpicos, es acusado de haber abusado de más de 250 mujeres y niñas mientras ejercía la medicina.

En 2017, fue sentenciado en un tribunal federal a 60 años de prisión y al año siguiente, fue sentenciado hasta 175 años y hasta 125 años, respectivamente, en dos tribunales separados realizados en el Estado de Michigan por abusar sexualmente de las gimnastas bajo su cuidado.

sar/mkh