• El portavoz adjunto del Departamento de Estado de EE.UU., Cale Brown (izda.), escucha al secretario de Estado, Mike Pompeo, 5 de agosto de 2020. (Foto: Reuters)
Publicada: viernes, 7 de agosto de 2020 18:28

EE.UU. subraya que Irán y Venezuela seguirán estando en la mira más alta de su política exterior, tras el reemplazo de Brian Hook con Elliott Abrams.

Tanto Venezuela como Irán siguen siendo las primeras prioridades de Estados Unidos, ha aseverado este viernes el portavoz adjunto del Departamento de Estado, Cale Brown, tras conocerse que el reemplazo del enviado especial del Departamento de Estado de EE.UU. para Irán, Brian Hook, será el representante de Washington para asuntos de Venezuela, Elliott Abrams.

A través de su cuenta en Twitter, el vocero estadounidense ha dicho que las décadas de experiencia en política exterior que tiene el representante especial Abrams ayudarán a avanzar en los esfuerzos diplomáticos y política exterior de EE.UU. contra Irán y Venezuela.

Según Brown, que Abrams maneje las políticas antivenezolanas y antiraníes supone un reconocimiento de la creciente confluencia de amenazas de actores internacionales contra Estados Unidos.

 

Hook, el hombre clave del Departamento de Estado estadounidense para la política contra Irán, renunció el jueves a su cargo tras dos años de desempeñarse en dicha función, según un informe, por el fracaso de la estrategia de presión de EE.UU. hacia el país persa.

Su reemplazo, Abrams, es un republicano que en 2003 fue uno de los arquitectos intelectuales de la invasión de Irak y que ha liderado la infructuosa campaña para derrocar al legítimo presidente de Venezuela, Nicolás Maduro.

El portavoz de la Cancillería de Irán, Seyed Abás Musavi, ha espetado a Washington que su política contra el país persa “está en bancarrota” y prueba de ello es la estela de dimisiones de funcionarios de Administración de Donald Trump.

“No hay diferencia entre (el ex asesor de seguridad nacional de EE.UU.) John Bolton, Brian Hook o Elliott Abrams; cuando se trata de la política estadounidense hacia Irán, los funcionarios estadounidenses muerden más de lo que pueden masticar. Lo mismo se aplica a (el secretario de Estado) Mike Pompeo, (al presidente) Donald Trump y sus sucesores”, ha recalcado Musavi.

tmv/ncl/fmk/mkh