• El secretario de Estado de EE.UU., Mike Pompeo, en una conferencia de prensa en Egipto, 10 de enero de 2019. (Foto: AFP)
Publicada: jueves, 10 de enero de 2019 15:03
Actualizada: jueves, 10 de enero de 2019 17:58

El secretario de Estado de EE.UU., Mike Pompeo, dice que Washington retirará sus tropas de Siria mientras continúa la batalla contra terroristas de Daesh.

En declaraciones durante una conferencia de prensa en Egipto, Pompeo ha asegurado este jueves que pese a la salida de las fuerzas estadounidenses de Siria, EE.UU. tiene como objetivo combatir al grupo terrorista EIIL (Daesh, en árabe) de una manera diferente.

“La amenaza (…) es real. EIIL continúa, los combatimos en muchas regiones del país. Nuestro compromiso de continuar impidiendo el crecimiento de Daesh (…) es real (…) Continuaremos así. De alguna manera, lo vamos a hacer en un lugar en particular —Siria—, de manera diferente”, ha dicho el jefe de la Diplomacia estadounidense.

No obstante, sin mencionar calendario alguno, ha enfatizado que se ha tomado la decisión y Estados Unidos retirará sus fuerzas del país árabe. “Nosotros haremos eso”, ha agregado.

Del mismo modo, Pompeo ha señalado que Washington seguirá siendo un socio firme en la región de Oriente Medio.

La amenaza (…) es real. EIIL continúa, los combatimos en muchas regiones del país. Nuestro compromiso de continuar impidiendo el crecimiento de Daesh (…) es real (…) Continuaremos así. De alguna manera, lo vamos a hacer en un lugar particular —Siria— de manera diferente”, ha dicho el secretario de Estado de EE.UU., Mike Pompeo.

 

Tras el anuncio de retirada de las tropas el pasado diciembre, los funcionarios de la Administración estadounidense predijeron que la retirada duraría unos 30 días. Pero desde entonces, los funcionarios y militares de alto rango de EE.UU. instaron al presidente Donald Trump a retroceder en su decisión.

Damasco ha protestado en reiteradas ocasiones por la ilegal presencia en su territorio de tropas estadounidenses, y han aseverado que Washington ha creado un “agujero negro” con miras a frenar el avance del Ejército sirio frente a los terroristas.

En todo caso, según gran parte de los analistas y políticos, la salida de EE.UU. de Siria también supone una victoria para los países que han apoyado al país árabe en su lucha antiterrorista, como Irán y Rusia.

ftn/ktg/hnb

Comentarios