• El comandante de las Fuerzas Navales de EE.UU. en Europa, almirante James Foggo, en declaraciones a periodistas en el Pentágono, 5 de octubre de 2018. (Fuente: AFP).
Publicada: sábado, 6 de octubre de 2018 1:58

Un alto mando militar estadounidense manifiesta su preocupación por el avance de Rusia en el desarrollo de submarinos y misiles de crucero.

El comandante en jefe de las Fuerzas Navales estadounidenses en Europa, el almirante James Foggo, puso de relieve el viernes que Rusia está invirtiendo fuertemente en su flota submarina, lo cual, alertó, podría constituir una amenaza “asimétrica” para EE.UU. y la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN).

“Hemos visto la creación de nuevas clases de todo tipo de submarinos y barcos (rusos). Estoy más preocupado por la guerra submarina”, especificó Foggo a periodistas en el Departamento de Defensa de EE.UU. (el Pentágono), según informa el medio estadounidense CNN.

El militar norteamericano también señaló que los rusos tienen actualmente seis submarinos de ataque diesel-eléctricos (de clase Kilo, según la OTAN) en el mar Negro y el este del Mediterráneo. Sin embargo, se negó a responder cuando los periodistas le preguntaron si la Marina sabe dónde está cada uno de los submarinos rusos. 

“Puedo decirles que tenemos una ventaja acústica y continuaremos teniéndola”, dijo en alusión a las tecnologías de escucha que permiten a los navegantes localizar submarinos.

Hemos visto la creación de nuevas clases de todo tipo de submarinos y barcos (rusos). Estoy más preocupado por la guerra submarina”, ha declarado el comandante en jefe de las Fuerzas Navales de Estados Unidos en Europa, el almirante James Foggo.

 

El almirante centró su preocupación en la capacidad de los misiles de crucero Kalibr rusos, ya que “si se lanzan desde cualquiera de los mares de Europa, pueden llegar a cualquiera de las capitales europeas”, dijo.

“Eso es una preocupación para mí y para mis socios y amigos de la OTAN. Por lo tanto, debemos saber dónde están en todo momento”, indicó, al tiempo que pidió a los aliados de Estados Unidos aumentar sus capacidades de guerra antisubmarina.

El Reino Unido y Noruega ya han tomado medidas para contrarrestar la actividad submarina de Rusia en el Ártico, comprando cerca de una docena de aviones antisubmarinos P-8 Poseidón de EE.UU.

Los comentarios de Foggo se producen dos días después de que los nuevos submarinos rusos de la clase Krasnodar y Novorossiysk (Kilo) realizaran ejercicios de entrenamiento en el mar Negro.

Según la Defensa rusa, Moscú ha modernizado en 2017 más de la mitad de su arsenal militar en el campo de la Fuerza Aeroespacial, la Marina de Guerra y las Fuerzas Terrestres, así como de disuasión nuclear.

lvs/ncl/mjs

Comentarios