• La gente mira los sistemas antiaéreos S-300 que lanzan misiles durante los Juegos Internacionales del Ejército 2017 en Rusia, 5 de agosto de 2017.
Publicada: jueves, 4 de octubre de 2018 15:22
Actualizada: jueves, 4 de octubre de 2018 16:27

Estados Unidos puede emplear cazas furtivos F-22 y F-16 para superar los sistemas antiaéreos S-300 que Rusia desplegó en Siria, dice un reporte.

La revista Drive planteó el miércoles la posibilidad del uso por parte de la Fuerza Aérea de EE.UU. de los aviones de combate F-22 y F-16CJ Viper para reprimir y destruir los sistemas de defensa aérea enemigos en respuesta al despliegue de los sistemas antiaéreos S-300 de Rusia en Siria.

Según la revista, Estados Unidos ya utilizó los cazas F-22 y F-16 durante las etapas iniciales de su campaña militar en Siria cuando aún no estaba claro cómo las fuerzas sirias podrían responder a su aparición en el espacio aéreo del país.

Washington podría recurrir a esas tácticas, aunque ya continúa empleando F-22 en áreas cercanas al control del Gobierno sirio, afirmó el reporte.

Ante tal hipótesis, el experto militar Ígor Korotchenko ha aseverado este jueves a la agencia de noticias rusa Sputnik que si EE.UU. llegara a emplear los aviones de combate F-22 y otros modelos furtivos en Siria, serían detectados inevitablemente por los sistemas de S-300 que Rusia envió al país árabe.

“Los sistemas S-300 y S-400 pueden detectar aviones furtivos. Una incursión de los F-22 o los F-35 nunca pasaría inadvertida, no existen cazas invisibles”, ha indicado Korotchenko.

Los sistemas S-300 y S-400 pueden detectar aviones furtivos. Una incursión de los F-22 o los F-35 nunca pasaría inadvertida, no existen cazas invisibles”, ha indicado el experto militar Ígor Korotchenko.

 

Moscú finalizó el martes la entrega de varias unidades del sistema S-300 a Siria, tras el derribo de un avión de reconocimiento ruso Ilyushin Il-20 Coot cerca de la costa siria, en la provincia occidental de Latakia, del que el Kremlin culpa a los pilotos de cuatro F-16I israelíes que estaban operando en la zona.

Mientras tanto, la portavoz del Departamento de Estado de EE.UU., Heather Nauert, advirtió el martes a Rusia de que el despliegue del sistema antiaéreo S-300 en Siria provocaría una escalada de las tensiones.

Asimismo, Israel se opone férreamente al suministro de los S-300 a Siria. En abril pasado, Amos Yadlin, un exdirector de la inteligencia militar israelí, reveló planes para bombardear los sistemas de misiles antiaéreos si Rusia se los entregaba finalmente a Damasco, mientras que el premier israelí, Benjamín Netanyahu, consideró como irresponsable la decisión del Kremlin.

Desde el estallido del conflicto sirio en 2011, han sido numerosos los ataques aéreos israelíes contra objetivos del Ejército del país árabe. El Gobierno de Damasco denuncia que las medidas del régimen de Tel Aviv violan la soberanía de Siria y constituyen “una grave amenaza para la paz y la seguridad internacionales”.

tmv/ktg/alg/hnb

Comentarios