• La embajadora de EE.UU. ante la ONU, Nikki Haley, durante una sesión del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, 5 de septiembre de 2018. (Foto: ONU)
Publicada: miércoles, 5 de septiembre de 2018 23:17

La embajadora de Estados Unidos ante la ONU, Nikki Haley, aseguró el miércoles que Nicaragua está viviendo el inicio del mismo ciclo visto en Venezuela y Siria.

“Cada día que pasa, Nicaragua avanza por un camino conocido. Es un camino que Siria ha seguido, es un camino que Venezuela ha seguido”, declaró la diplomática estadounidense durante una reunión del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas (CSNU).

Al calificar de “desastrosa” la situación actual del país centroamericano, Haley advirtió de que la violencia que está viviendo Nicaragua puede tener efectos en toda la región.

En este contexto, la funcionaria norteamericana criticó las tácticas adoptadas por el presidente nicaragüense, Daniel Ortega, y resaltó que, junto a su par venezolano, Nicolás Maduro, “son estudiantes de la misma ideología fallida”.

Además, la embajadora estadounidense cuestionó la transparencia de la cifra de muertos que, según el Gobierno de Managua, asciende a 197 personas, y afirmó que la cantidad duplica este número.

Al respecto, durante la reunión del CSNU, presidido este mes de septiembre por EE.UU., países como Rusia, Bolivia y Venezuela anunciaron que el tema de Nicaragua no ameritaba ser analizado por este organismo.

Cada día que pasa, Nicaragua avanza por un camino conocido. Es un camino que Siria ha seguido, es un camino que Venezuela ha seguido”, declaró la embajadora de Estados Unidos ante la Organización de las Naciones Unidas (ONU), Nikki Haley.

 

Por otro lado, su homólogo ruso, Vassily Nebenzia, acusó a la Administración de Washington de reanudar las “tradiciones coloniales” en este país y pidió que EE.UU. terminé sus intentos por influir en la situación de Nicaragua.

La mencionada violencia estalló el pasado 18 de abril, tras la aprobación de una reforma del Instituto Nacional de Seguridad Social (INSS), que fue revocada después.

Haley critica las medidas del jefe nicaragüense de Estado, mientras que el propio Ortega ha manifestado, en reiteradas ocasiones, su disposición a dialogar con los grupos opositores de este país, quienes, conforme a sus afirmaciones, fueron financiados por el Gobierno de EE.UU. “para traer experiencia de esos otros países donde se han producido golpes”.

fgh/anz/hgn/alg