• Un caza F-35 en el jardín de la Casa Blanca durante un evento para mostrar los armamentos estadounidenses, 23 de julio de 2018.
Publicada: martes, 24 de julio de 2018 5:48
Actualizada: martes, 24 de julio de 2018 9:28

El Congreso de Estados Unidos busca detener la venta de cazas F-35 a Turquía hasta una nueva evaluación de las relaciones entre Washington y Ankara.

De acuerdo con la versión final del proyecto de ley de defensa de Estados Unidos para 2019 elaborada por los congresistas de la Cámara de Representantes, el Departamento de Defensa estadounidense (el Pentágono) no tendría autorización de la venta del caza F-35 a Turquía, informó el lunes el rotativo local The Hill.

Según el nuevo proyecto de ley, el Pentágono debe presentar un informe a los congresistas sobre la “relación estratégica general con Turquía”, todas las armas extranjeras vendidas a Ankara y la intención de Turquía de comprar los sistemas de defensa antiaérea S-400 de fabricación rusa.

Sin embargo, el secretario de Defensa estadounidense, James Mattis, manifestó su rechazo al referido proyecto de ley, diciendo que la prohibición de la venta de cazas F-35 a Turquía perjudicará a la economía del Pentágono.

Mattis también afirmó que Turquía es un “socio” de EE.UU., en la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) y que Washington debe seguir con sus colaboraciones militares con Ankara.

 

La Cámara de Representantes de EE.UU. aprobó el 25 de mayo un proyecto de ley que prohíbe la venta de cazas de quinta generación F-35 a Turquía por su decisión de comprar los S-400 de Rusia, tal y como la Casa Blanca ya había advertido a ese país.

Turquía, no obstante, asegura que no acepta el lenguaje de presiones y sanciones estadounidenses y de sus aliados en lo referente a la compra de los S-400.

Pese a que Turquía es aún aliado de la OTAN, dirigida por EE.UU., las relaciones Ankara-Washington se han enturbiado en los últimos años, en particular desde el fallido golpe de Estado del año 2016 en Turquía.

snz/rha/mkh

Comentarios