• El titulo de la carta de los empleados de Google en la que piden a la firma dejar de colaborar con Ejército de EE.UU.
Publicada: miércoles, 16 de mayo de 2018 10:18

Miles de empleados de Google arremeten contra la empresa incluso renunciando, ya que piden al gigante tecnológico que no colabore con el Departamento de Defensa de Estados Unidos (Pentágono), y que se quede fuera del ‘comercio de la guerra’, según informan los medios.

Después de que alrededor de 3000 empleados de Google se rebelaran contra la participación de la firma en el programa del Proyecto Maven del Pentágono, “una docena de empleados” han decidido renunciar como protesta, según ha informado este miércoles el sitio web Gizmodo.

Asimismo, unos 4000 empleados han firmado una petición contra dicho proyecto, cuyo objetivo es acelerar el análisis de secuencias de drones, diferenciando automáticamente entre imágenes de objetos y personas, añade el mencionado portal especializado.

Por su parte, unos 400 académicos e investigadores de tecnología de todo el mundo también han respaldado la causa de los manifestantes de Google, publicando una carta abierta pidiendo a la empresa que se retire del Proyecto Maven y se comprometa a “no militarizar su tecnología”.

Pensamos que Google no debería participar en el comercio de la guerra (…) En consecuencia, pedimos que el proyecto Maven sea anulado y que Google elabore, difunda y ponga en práctica una política clara que establezca que Google o sus subsidiarias no construirán jamás tecnología para la guerra”, afirma una carta de académicos e investigadores de tecnología, en protesta contra la colaboración de Google con el Pentágono.

 

“Pensamos que Google no debería participar en el comercio de la guerra (…) En consecuencia, pedimos que el proyecto Maven sea anulado y que Google elabore, difunda y ponga en práctica una política clara que establezca que Google o sus subsidiarias no construirán jamás tecnología para la guerra”, agregan.

El Ejército estadounidense se vale de drones para misiones de reconocimiento o bombardeos, por ejemplo en Afganistán.

En otros países, los ataques con drones de EE.UU., se triplicaron en Yemen y se duplicaron en Somalia, sólo en el primer año del mandato del presidente estadounidense, Donald Trump, es decir hasta finales de 2017.

aaf/rha/msf

Commentarios