• El secretario de Estado de los EE.UU., Rex Tillerson, ofrece una conferencia de prensa en Abuja, capital de Nigeria, 12 de marzo de 2018.
Publicada: martes, 13 de marzo de 2018 8:28

El secretario de Estado estadounidense, Rex Tillerson, aseguró el lunes que Rusia es ‘probablemente responsable’ del ataque con un agente nervioso contra el doble espía Serguéi Skripal y su hija en el Reino Unido, coincidiendo, de este modo, con la evaluación de la premier británica, Theresa May.

“Tenemos confianza total en la investigación del Reino Unido y en su evaluación de que Rusia es el probable responsable del ataque con gas nervioso que ocurrió en Salisbury la semana pasada”, precisa Tillerson.

El jefe de la Diplomacia estadounidense añadió que este tipo de acciones violentas son injustificables, pues su objetivo es neutralizar asesinando a un civil en territorio de una nación soberana.

Tras decir que Estados Unidos está muy indignado porque todo apunta a que Rusia está vinculada nuevamente en ese tipo de medidas, manifestó la solidaridad de Washington con Londres, aduciendo que el departamento que él dirige coordinará estrechamente las respuestas con su contraparte británica.

Tenemos confianza total en la investigación del Reino Unido y en su evaluación de que Rusia es el probable responsable del ataque con gas nervioso que ocurrió en Salisbury la semana pasada”, señala el secretario de Estado estadounidense, Rex Tillerson.

 

El diplomático añadió que EE.UU. está de acuerdo en que los responsables, tanto los que cometieron el crimen como los que lo ordenaron, deben responder por sus actos ante la justicia.

Antes de esta declaración, Tillerson se puso en contacto con su homólogo británico, Boris Johnson, para hablar de la investigación abierta por el conato de asesinato del exagente ruso que residía en el Reino Unido.

En la misma jornada de ayer, May aseguró que su Gobierno considera “altamente probable” que Rusia esté detrás del envenenamiento de Skripal, y advirtió de que lo interpretará como un ataque “directo” contra el Reino Unido si se confirman sus sospechas.

Por su parte, expertos del Ejército británico concluyeron que la sustancia con la que atacaron al exagente, de la que se han encontrado trazas en un restaurante y un pub de Salisbury, es del tipo “Novichok”, fabricada por Rusia en el pasado y que podría seguir produciéndose en la actualidad.

krd/nii/

Comentarios