• El presidente ruso, Vladimir Putin, y la primera ministra británica, Theresa May, en una reunión en Hangzhou (China), 4 de septiembre de 2016.
Publicada: lunes, 12 de marzo de 2018 18:42
Actualizada: martes, 13 de marzo de 2018 3:20

La embajada de Rusia en Londres, capital británica, advierte este lunes al Reino Unido del ‘juego peligroso’ que intenta abrir a través de las acusaciones sobre un supuesto vínculo de Moscú con la intoxicación del exespía ruso Serguéi Skripal.

“La actual política del Gobierno británico hacia Rusia es un juego muy peligroso que se juega con la opinión pública” y que “entraña el riesgo de consecuencias más serias a largo plazo para nuestras relaciones”, ha indicado este lunes un portavoz de la referida embajada en un comunicado.

A su vez, el presidente ruso, Vladimir Putin, ha dicho a un periodista de la cadena británica BBC que Londres ante todo debe aclarar la situación en torno al envenenamiento de este excoronel ruso —reclutado por el Servicio de Inteligencia Secreto del Reino Unido (conocido como MI6)— y que luego Moscú examinará el incidente con las autoridades británicas.

El portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov, también ha hecho alusión al asunto y ha afirmado que el envenenamiento del exagente doble ruso en el Reino Unido “no es un problema” de Rusia.

La actual política del Gobierno británico hacia Rusia es un juego muy peligroso que se juega con la opinión pública (y que) entraña el riesgo de consecuencias más serias a largo plazo para nuestras relaciones”, ha afirmado el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov.

 

“No es nuestro problema. El ciudadano ruso mencionado había trabajado para los servicios especiales británicos, el incidente ocurrió en territorio británico y no es de ninguna manera un problema de Rusia, ni de sus dirigentes”, ha manifestado Peskov ante los periodistas.

Skripal fue reclutado por el MI6 cuando servía en el Ejército ruso en los años 1990. En 2006, Skripal fue condenado a 13 años de detención por espiar para un Estado extranjero. Cuatro años después fue canjeado junto con otros dos individuos condenados por espionaje por diez personas detenidas en Estados Unidos.

El martes, el canciller británico, Boris Johnson, advirtió que su Gobierno responderá con contundencia, si se confirma que hay algún Estado tras el envenenamiento Skripal y cargó luego contra Rusia por las sospechas existentes.

La primera ministra británica, Theresa May, hablará hoy lunes y podría designar a un responsable de los hechos, además de anunciar medidas de represalia, según los medios del Reino Unido.

tmv/ctl/fdd/rba

Comentarios