• Joseph Votel, jefe del Comando Central de EE.UU., habla durante una reunión laboral en Washington, 27 de febrero de 2018.
Publicada: domingo, 11 de marzo de 2018 15:01

Estados Unidos se expresa preocupado por el aumento de la influencia de Irán en la región de Oriente Medio tras la extensión de los conflictos armados en Irak, Siria, Afganistán y Yemen, indica un alto cargo del Departamento de Defensa de EE.UU. (el Pentágono).

El jefe del Comando Central de EE.UU. (USCentcom, por sus siglas inglés), el general Joseph Votel, en un informe ofrecido al Congreso del país norteamericano, advirtió de que el cambio que ha surgido en las fronteras geográficas en la zona ha facilitado que Irán y Rusia influyan más en la región bajo el dominio del Comando Central de la Fuerza Aérea estadounidense.

En su reporte, citado el sábado por el diario digital ruso Gazeta.Ru, sostuvo que Teherán, gracias a los muchos afilados que tiene en la zona y sus aliados, entre ellos el Movimiento de Resistencia Islámica de El Líbano (Hezbolá), ha ingresado en áreas bajo el control de la Fuerza Aérea del Centcom.

De este modo, expresó su preocupación por la presencia de la República Islámica de Irán en la zona, particularmente en Irak y Siria, y pasó a considerar a Teherán una “amenaza seria para los intereses de Washington”.

 

A su juicio, la cooperación bilateral que existe entre Irán y Rusia, además de que busca garantizar el Gobierno del presidente sirio, Bashar al-Asad, pretende reducir la influencia militar de Estados Unidos tanto en Irak como en Afganistán y hacer desaparecer la “antigua colaboración estratégica” que mantienen EE.UU. y Turquía.

En otra parte del texto, alerta de los esfuerzos de China por desarrollar sus vínculos económicos y diplomáticos con el país persa. A su parecer, el levantamiento de algunas de las sanciones internacionales ya impuestas contra Teherán ha allanado el terreno para su incorporación a la Organización de Cooperación de Shanghái (OCS), un tema que, conforme al militar estadounidense, ha dado como resultado el reforzamiento de las relaciones, incluso de seguridad, entre el gigante asiático e Irán.

Desde el comienzo de la crisis siria en 2011 y la de Irak en 2014, Irán ha proporcionado asesoramiento militar y ayuda humanitaria a estos dos países. Damasco Bagdad han agradecido en reiteradas ocasiones el apoyo iraní en la erradicación del terrorismo de sus respectivos territorios.

msm/anz/mkh/hnb

Comentarios