• Un sistema de armas láser LaWS de la Marina estadounidense, desplegado a bordo del buque anfibio USS Ponce.
Publicada: sábado, 10 de marzo de 2018 3:11

El Ejército de Estados Unidos da apoyo a Arabia Saudí y sus aliados en la guerra contra Yemen y le ofrece tecnología láser para derribar vehículos aéreos no tripulados (drones) y otros objetivos de las fuerzas yemeníes, indica un alto mando de la Marina estadounidense.

Los miembros de la Fuerza Naval de Estados Unidos, desplegados en las costas de Yemen, “han estado utilizando tecnología láser, incluidos drones, para hacer frente a las amenazas”, señaló el comandante del Cuerpo de Infantería de la Marina de EE.UU., el general Robert Neller.

“Los láseres pueden utilizarse para ‘romper el vínculo’ entre un dron y su controlador”, explicó Neller, según un informe publicado el viernes en la revista estadounidense Newsweek.

El alto mando afirmó que las fuerzas yemeníes también buscan adquirir armas láser, haciendo ensayos de diferentes tipos de armas defensivas y ofensivas en las costas de Yemen.

Lo que está sucediendo en las costas de Yemen es un tipo de ejercicio de fuego real”, apostilló el general de la Marina estadounidense.

De igual manera, el jefe de operaciones navales de la Armada de Estados Unidos, el almirante John Richardson, aseguró que la Marina de EE.UU. está considerando el uso de “una familia de láseres” para neutralizar amenazas más pequeñas a los barcos, como es el caso de los drones, agregó Newsweek.

(Los miembros de la Fuerza Naval de Estados Unidos, desplegados en las costas de Yemen) han estado utilizando tecnología láser, incluidos drones, para hacer frente a las amenazas”, señaló el comandante del Cuerpo de Infantería de la Marina de EE.UU., el general Robert Neller.

 

Tras tomar posesión del cargo, el presidente de EE.UU., Donald Trump, declaró partes de Yemen y Somalia como “áreas de hostilidades activas”, con lo que otorgó al Ejército estadounidense la autorización de lanzar ofensivas y ataques aéreos sin la autorización previa de la Casa Blanca.

De este modo, en 2017, el Ejército estadounidense intensificó drásticamente su campaña militar en Yemen, ‎multiplicando por seis los ataques aéreos que perpetró en 2016 y desplegando más ‎unidades militares en el país más pobre del mundo árabe.

Desde el inicio de la ilegal ofensiva militar de Riad contra Yemen, en marzo de 2015, los aviones de guerra saudíes, respaldados por varios países occidentales, han llevado a cabo numerosas ofensivas contra la población, causando numerosas bajas civiles, en particular entre mujeres y niños.

mnz/ctl/ftm/mjs

Comentarios