• Lingotes de oro y dólares estadounidenses.
Publicada: sábado, 8 de junio de 2019 17:27
Actualizada: sábado, 8 de junio de 2019 21:17

La confianza en el dólar estadounidense continúa disminuyendo, porque Washington utiliza el dólar para realizar chantaje político, económico y financiero.

Según ha destacado el analista en asuntos económicos Marco Maier en un artículo publicado el viernes en el diario austriaco Contra Magazin, muchos países se han sumado a la llamada ‘fiebre del oro’. Sus bancos centrales compraron 145,5 toneladas de oro en el primer trimestre del 2019. En el 2018 sus reservas ‘doradas’ aumentaron de 375 toneladas hasta 651,5, después de que se realizara la adquisición más grande de oro jamás registrada desde 1967.

Varios Estados que hoy en día compran oro activamente son considerados adversarios de Washington. Uno de estos países es Rusia, el mayor comprador de oro en 2018. El Banco Central ruso adquirió 274,3 toneladas. Además, Moscú redujo en un 84 % sus inversiones en los bonos de EE.UU.

Turquía, que también compra oro y disminuye sus reservas de dólares, muestra con estas acciones que no planea quedarse en la alianza con EE.UU. y la Unión Europea (UE) y que busca cooperar con los competidores de Washington: Rusia, China e Irán. Kazajistán, Ecuador, Catar, Serbia, Colombia y Filipinas también compran activamente oro y Maier está seguro de que próximamente más países “tomarán este tren”.

 

La mayor ventaja del oro es que este metal tiene una vida larga y excluye la amenaza de hiperinflación. Durante cientos de años, el poder adquisitivo de oro ha permanecido estable. Ha experimentado tan solo un pequeño número de subidas y desplomes a corto plazo. Además, Washington es incapaz de imponer sanciones al comercio de oro y casi todos los países lo acepten como un medio de pago.

myd/rba/nii/

Comentarios