• El buque de apoyo logístico Makran de la 75.ª Flota Naval del Ejército de Irán, 10 de septiembre de 2021. (Foto: defapress)
Publicada: martes, 14 de septiembre de 2021 1:33

El retorno de la 75.ª Flota Naval del Ejército de Irán, tras recorrer unos 46 000 km, evidenció la potente capacidad naval del país, dice un alto cargo persa.

La 75.ª Flota Naval del Ejército de Irán regresó el pasado martes al país, después de cumplir una misión a través del Atlántico por primera vez. La flota compuesta por el destructor Sahand y el buque de apoyo logístico Makran, navegó por el Índico, el Atlántico Sur y el Atlántico Norte, recorriendo 28 000 millas náuticas (unos 46 000 kilómetros).

El coordinador adjunto del Ejército iraní, el contralmirante Habibolá Sayari, afirmó el lunes que el mensaje que enarbolaba la misión era promover la paz y la amistad, combatir la inseguridad y mostrar la capacidad y el poder navales de la República Islámica.

En declaraciones pronunciadas en un acto oficial en Teherán (capital iraní), el contralmirante Sayari explicó que la presencia de la Armada iraní en mares lejanos había sido parte de los planes trazados por Irán en los últimos años, y las fuerzas del país navegaron primero por el golfo de Adén, luego por el mar Rojo y el Mediterráneo. Posteriormente, cruzaron el canal de Suez, el océano Pacífico, y el sur del Índico, recorriendo unos 46 000 kilómetros, tras una orden dada por el Líder de la Revolución Islámica de Irán, el ayatolá Seyed Ali Jamenei.

El alto cargo militar dijo que hace diez años se había vislumbrado la posibilidad de la presencia de la Armada iraní en el océano Atlántico y cerca de la costa de Estados Unidos; sin embargo, la cadena norteamericana CNN, citando a las autoridades del Departamento de Defensa de EE.UU. (el Pentágono), alegó que “Irán carecía de la capacidad naval para hacerlo”.

“En ese momento, le dijimos a CNN que debería saber y decirle al Pentágono que actuaremos si decimos algo y, este año, nuestra palabra se cumplió con la presencia de la 75.ª Flota Naval”, enfatizó Sayari.

 

Conforme al alto cargo castrense iraní, la cristalización de la misión expuso el poder naval de Irán, haciendo saber al mundo entero que, a pesar de todas las sanciones, el destructor totalmente iraní Sahand pudo realizar un viaje tan ejemplar.

Se refirió, además, a los nuevos barcos iraníes: Damavand estará listo para las pruebas a finales de este año, y luego Dena y Taftan, que se incorporarán a la Marina del país persa, informó.

En los últimos años, la Fuerza Naval iraní ha incrementado su presencia en las aguas internacionales para velar por la seguridad de las rutas navales y enfrentar a los barcos de EE.UU. que violan repetidamente la soberanía de las aguas jurisdiccionales de Irán, especialmente en el Golfo Pérsico.

Muchas autoridades iraníes han aplaudido el más reciente logro marítimo de la 75.ª Flota Naval del Ejército, entre ellas, el ayatolá Jamenei, emitió el sábado un mensaje, en el que felicitó el regreso “honorable” de dicha flota, aseverando que el Ejército está listo para seguir luchando por los grandes objetivos de la gloriosa Revolución Islámica (1979).

nkh/ctl/hnb