• Fuerza Naval del CGRI equipada con “una ciudad militar flotante”
Publicada: jueves, 19 de noviembre de 2020 10:57
Actualizada: viernes, 20 de noviembre de 2020 4:08

La Fuerza Naval del CGRI de Irán adquiere una avanzada nave transatlántica, equipada con distintos aviones de combate, drones y sistemas de misiles.

El novedoso buque militar, llamado ‘Mártir Rudaki’, ha sido presentado durante una ceremonia oficial celebrada este jueves en las aguas sureñas de Irán con la presencia del comandante en jefe del Cuerpo de Guardianes de la Revolución Islámica (CGRI), el general de división Hosein Salami, y un grupo de oficiales castrenses de alto rango persas.

Esta gran embarcación, construida por expertos iraníes, pesa 400 toneladas y mide 150 metros de eslora y 20 metros de ancho, y está equipada con varios cazas de combate, helicópteros, aviones no tripulados (drones) y lanchas operativas.

Además, está equipada con diferentes tipos de armas avanzadas, incluidos los sistemas de misiles tierra-tierra y tierra-aire, radares tridimensionales y sistemas antimisiles ‘Tres de Jordad’, el cual es capaz de rastrear cuatro objetivos enemigos y destruirlos con ocho misiles al mismo tiempo.

La nave transatlántica de la Armada de Guardianes de la Revolución Islámica (CGRI), llamada Mártir Rudaki, patrulla en aguas del Golfo Pérsico, 19 de noviembre de 2020.

 

Los expertos militares iraníes describen el buque ‘Mártir Rudaki’ como “una ciudad naval móvil” que está completamente lista para llevar a cabo misiones oceánicas, además de garantizar la seguridad de las líneas de transporte marítimo y brindar asistencia a las flotas comerciales iraníes y de los países regionales en alta mar.

El país persa, incluso bajo sanciones, ha logrado avances considerables en la industria defensiva, alcanzando la autosuficiencia en la producción de diferentes tipos de armas y sistemas militares. También ha conseguido un progreso espectacular en la producción de buques y submarinos militares.

En los últimos años, las fuerzas navales del Ejército y del CGRI han incrementado su presencia en las aguas internacionales para velar por la seguridad de las rutas navales ante los ataques piratas y para contrarrestar los barcos estadounidenses que violan repetidamente la soberanía de las aguas jurisdiccionales de Irán, especialmente en el Golfo Pérsico.

Las Fuerzas Armadas iraníes aseguran que no buscan una guerra con nadie, pero advierten que responderán a la más mínima intención de socavar la seguridad de Irán, especialmente en el Golfo Pérsico, zona que es considerada una de las líneas rojas de la República Islámica.

myd/ncl/mkh/hnb