• El comandante en jefe del Cuerpo de Guardianes de la Revolución Islámica (CGRI) de Irán, el general de división Mohamad Ali Yafari.
Publicada: jueves, 14 de febrero de 2019 18:22
Actualizada: sábado, 9 de marzo de 2019 19:24

El general iraní Yafari insta a Paquistán a reforzar las medidas de seguridad en la frontera luego del reciente ataque terrorista en el sureste del país persa.

El comandante en jefe del Cuerpo de Guardianes de la Revolución Islámica (CGRI) de Irán, el general de división Mohamad Ali Yafari, ha dicho en una declaración publicada este jueves que “se espera que las fuerzas de seguridad y el Ejército de Paquistán intensifiquen sus medidas de seguridad en la frontera común para que los terroristas no puedan volver a realizar este tipo de atentados”.

Yafari ha destacado que estos terroristas son los enemigos comunes de ambas naciones, razón por la que se debe evitar que estos tengan oportunidad alguna de realizar practicas terroristas. El alto general iraní ha prometido que la sangre derramada de los mártires del atentado nunca será en vano.

La Inteligencia de Irán también ha condenado el ataque terrorista en el sureste del país y promete una ‘contundente venganza’ contra sus autores.

“Las fuerzas de seguridad de Irán tomarán una contundente y dura venganza contra los autores, perpetradores y partidarios de este horrendo crimen de lesa humanidad”, ha asegurado el ministro de Inteligencia de Irán, Mahmud Alavi, en un comunicado publicado este mismo jueves.

Por su parte, el jefe del Estado Mayor de las Fuerzas Armadas de Irán, el general de división Mohamad Hosein Baqeriel, ha afirmado que el incidente muestra la profundidad de las hostilidades de la arrogancia mundial, los sionistas y los terroristas hacia el pueblo iraní después de la masiva presencia de los iraníes en las marchas por el 40.º aniversario de la Revolución Islámica.

Las fuerzas de seguridad de Irán tomarán una contundente y dura venganza contra los autores, perpetradores y partidarios de este horrendo crimen de lesa humanidad”, ha asegurado el ministro de Inteligencia de Irán, Mahmud Alavi.

 

Un atentado en la provincia suroriental iraní de Sistán y Baluchistán —reivindicado por el grupúsculo terrorista Yeish al-Adl— causó ayer miércoles la muerte de 27 miembros de CGRI y dejó a otros 13 heridos.

El pasado mes de enero, cuatro policías resultaron heridos en la ciudad de Zahedan, capital de Sistán y Baluchistán, en un ataque con bombas de Yeish Al-Adl. 

Las zonas fronterizas de Sistán y Baluchistán son escenario desde hace años de numerosos ataques de bandas narcotraficantes y milicias radicadas en suelo paquistaní. Teherán ha criticado una y otra vez a Islamabad por no actuar con dureza contra estos grupos terroristas, incluido Yeish Al-Adl, que siempre huyen a Paquistán tras lanzar sus ataques.

snz/ktg/mkh/mjs

Comentarios