• El jefe del Estado Mayor de las Fuerzas Armadas de Irán, el general de división Mohamad Hosein Baqeri.
Publicada: domingo, 10 de febrero de 2019 17:59
Actualizada: lunes, 11 de febrero de 2019 8:05

Como cualquier otro país, Irán tampoco pedirá permiso a nadie en lo que se refiere al desarrollo de sus misiles, recalca un alto mando militar persa.

“El poder defensivo de la República Islámica de Irán, incluyendo el poder misilístico, de ninguna de las maneras es negociable ni discutible, y no pediremos permiso a nadie para reforzar el poder defensivo y resguardar los intereses del país y del pueblo”, ha señalado este domingo el jefe del Estado Mayor de las Fuerzas Armadas de Irán, el general de división Mohamad Hosein Baqeri.

Dirigiéndose a la prensa al margen de una exposición de los logros de la Revolución Islámica en Teherán (capital iraní), Baqeri se ha referido a las exigencias formuladas por los países europeos a Irán en cuanto a que detenga su programa de misiles en el contexto del acuerdo nuclear, y ha vuelto a enfatizar que ningún país pide permiso a otros para defenderse.

Según el alto mando militar persa, se habla de los misiles de Irán mientras el país persa ha cumplido las promesas estipuladas en el pacto nuclear suscrito en 2015 entre Teherán y el Grupo 5+1 —que entonces integraban EE.UU., el Reino Unido, Francia, Rusia y China, más Alemania—, sin embargo, Washington se salió del convenio y otros se retrasan a la hora de llevar a término la palabra dada.

El poder defensivo de la República Islámica de Irán, incluyendo el poder misilístico, de ninguna de las maneras es negociable ni discutible, y no pediremos permiso a nadie para reforzar el poder defensivo y resguardar los intereses del país y del pueblo”, señala el jefe del Estado Mayor de las Fuerzas Armadas de Irán, el general de división Mohamad Hosein Baqeri.

 

También ha agregado que el cumplimiento de Irán del acuerdo —de nombre oficial Plan Integral de Acción Conjunta (PIAC o JCPOA, por sus siglas en inglés)— ha sido confirmado por organizaciones mundiales, incluyendo la Agencia Internacional de Energía Atómica (AIEA), y ahora son los europeos quienes deben formalizar sus promesas.

De igual modo, en otro apartado de sus declaraciones, Baqeri ha indicado que los enemigos de la República Islámica intentan promover la iranofobia para rubricar acuerdos de compra-venta de armas con los países de la región. Sin embargo, por el contrario, ha proseguido, Irán nunca le ha pedido nada a nadie y ha ofrecido apoyo a cualquier país que ha tenido que hacer frente al problema del terrorismo cuando se lo han solicitado.

“Irán seguirá estando presente en estos países hasta que ellos quieran”, ha indicado, para luego añadir que, no obstante, los estadounidenses continúan su supuesta lucha antiterrorista a pesar de la manifiesta oposición de su pueblo.

ftn/anz/mjs/rba

Comentarios