• El comandante en jefe del CGRI de Irán, el general de división Mohamad Ali Yafari.
Publicada: jueves, 27 de diciembre de 2018 22:29
Actualizada: viernes, 28 de diciembre de 2018 3:30

Un alto comandante iraní dice que el poder de EE.UU. está en declive y, ante el creciente poder de Irán, ya no se atreve a mencionar la opción militar.

“Nos hemos distanciado años de las amenazas de seguridad y ninguna superpotencia ni siquiera sueña con una agresión a Irán”, ha dicho este jueves el comandante en jefe del Cuerpo de Guardianes de la Revolución Islámica (CGRI) de Irán, el general de división Mohamad Ali Yafari.

Así lo ha precisado el comandante militar de alto rango mientras ha reiterado que los enemigos sienten gran temor ante un conflicto con la República Islámica de Irán.

“Cuando comparamos el actual poder de EE.UU. con el que tuvo hace 40 años, vemos que, según las declaraciones del Líder de la Revolución Islámica de Irán (Seyed Ali Jamenei), EE.UU. está en declive y hoy en día, ellos mismos confiesan su debilidad ante Irán. Ahora, Irán es tan poderoso que no se atreven a mencionar la opción militar contra el país”, ha declarado Yafari.

Hablando a principios de noviembre pasado, el Líder iraní precisó que el poder estadounidense se estaba reduciendo y el país actualmente es mucho más débil que hace cuatro décadas.

Aunque Irán, ha añadido Yafari, está actualmente involucrado en una guerra económica con los enemigos, “las condiciones generales en el país persa no son comparables con las de otros países de la región”.

Nos hemos distanciado años de las amenazas de seguridad y ninguna superpotencia ni siquiera sueña con una agresión a Irán”, dice el comandante en jefe del CGRI de Irán, el general de división Mohamad Ali Yafari.

 

Las declaraciones del comandante iraní se producen en momentos en que Washington ha desplegado el portaviones USS John C. Stennis en el Golfo Pérsico.

En este sentido, el coordinador adjunto del Ejército de Irán, el contralmirante Habibolá Sayari, advirtió el lunes que el país persa nunca permitirá que los portaviones estadounidenses se acerquen a sus aguas territoriales.

Coincidiendo con la llegada del portaviones, el CGRI llevó a cabo la fase final de una serie de maniobras, denominadas “El Gran Profeta 12”, en la isla de Qeshm, en el Golfo Pérsico.

La República Islámica ha alertado en reiteradas ocasiones que cualquier intento de adentrase en las aguas territoriales de Irán tendrá una respuesta inmediata y adecuada.

Washington a veces alega que las fuerzas navales iraníes se acercan de una forma “insegura” y “poco profesional” a las fuerzas estadounidenses en las aguas del Golfo Pérsico. Sin embargo, la Fuerza Naval del CGRI hace hincapié en que sus miembros realizan misiones regulares de patrullaje en el Golfo Pérsico y nada hacen que carezca de profesionalidad.

alg/ctl/fdd/rba

Comentarios