• Una lancha rápida de la Armada iraní modelo Azarajsh 142 dispara un misil durante unos ejercicios navales en el estrecho de Ormuz.
Publicada: domingo, 5 de agosto de 2018 13:08

El Cuerpo de Guardianes de Irán confirma que ha realizado esta semana maniobras militares en el Gofo Pérsico para afrontar “posibles acciones de los enemigos”.

“Estos ejercicios se llevaron a cabo con el objetivo de preservar la seguridad de la vía navegable internacional (del Golfo Pérsico) y en el marco del programa anual de las maniobras del Cuerpo de Guardianes la Revolución Islámica (CGRI) de Irán”, ha dicho este domingo el portavoz de esta poderosa fuerza iraní, el general de brigada Ramezan Sharif.

Durante el curso de los ejercicios, ha precisado el vocero, el comandante en jefe del CGRI, el general de división Mohamad Ali Yafari, elogió a las unidades navales y aeroespaciales de este cuerpo castrense por efectuar estas maniobras “exitosas”.

El general Yafari hizo hincapié además, en “la necesidad de mantener y mejorar la preparación (de sus unidades) para la defensa de las vías navegables internacionales del Golfo Pérsico y el estrecho de Ormuz y para enfrentarse a las amenazas y posibles acciones de los enemigos”, según Sharif.

Estos ejercicios se llevaron a cabo con el objetivo de preservar la seguridad de la vía navegable internacional (del Golfo Pérsico) y en el marco del programa anual de las maniobras del Cuerpo de Guardianes la Revolución Islámica (CGRI) de Irán”, ha dicho el portavoz de esta poderosa fuerza iraní, el general de brigada Ramezan Sharif.

 

Los ejercicios navales se llevaron a cabo en pleno auge de tensiones entre Irán y EE.UU., tras la retirada unilateral de éste último del acuerdo nuclear de 2015 con Teherán, y su decisión de volver a imponer sanciones económicas al país persa, que en el caso del petróleo entran en vigor en noviembre próximo.

Desde entonces, la Administración estadounidense de Donald Trump ha estado intentando reducir “a cero” las exportaciones petroleras de Irán.

El presidente persa, Hasan Rohani, respondió a estas amenazas a principios de julio diciendo que “no tendría sentido que Irán no pueda exportar su petróleo, mientras que otros de la región (del Golfo Pérsico) sí pueden. Háganlo si pueden y verán las consecuencias”. El CGRI a su vez, no tardó en apoyar el planteamiento del mandatario, diciendo estar dispuesto a actuar en pro de los intereses nacionales.

Las declaraciones de Rohani fueron interpretadas como una señal de la disposición de Irán a bloquear el estrecho de Ormuz, una importante ruta de transporte de petróleo, en represalia por cualquier acción hostil de Estados Unidos contra Irán.

Los funcionarios estadounidenses dijeron el jueves que creían que Irán había comenzado a llevar a cabo ejercicios navales en el Golfo Pérsico, al parecer acelerando el ritmo de los simulacros anuales en medio de las tensiones con Washington.

ftm/lvs/rba/hnb

Comentarios