• Fuerzas iraníes vigilan la frontera con Paquistán.
Publicada: martes, 17 de abril de 2018 9:40

Los guardias fronterizos de Irán han repelido este martes de madrugada un ataque lanzado por terroristas contra una torre de observación en la localidad de Mirjaveh, cerca de la frontera con Paquistán, y han acabado con la vida de tres de los atacantes y causado varios heridos.

“A la 01:30 (hora local), un grupo terrorista lanzó un ataque desde la parte paquistaní de la frontera contra una torre de observación para hacerse con el control, pero se enfrentaron con la feroz resistencia de los guardias fronterizos”, se lee en un comunicado emitido por la Fuerza Terrestre del Cuerpo de Guardianes de la Revolución Islámica (CGRI).

Según el texto, los guardias rechazaron el ataque después de que llegaran refuerzos al lugar de los hechos en Mirjaveh, en la provincia suroriental de Sistán y Baluchistán.

“En los enfrentamientos murieron tres terroristas y varios resultaron heridos, aunque se dieron a la fuga”, precisa el comunicado.

Confirman, además, que tres guardias fronterizos iraníes murieron en el incidente, dos de ellos por el estallido de un artefacto explosivo al paso de su vehículo. También resultaron heridos otros dos militares persas.

La nota hace hincapié en la disposición de la Fuerza Terrestre del CGRI y de la guardia fronteriza para blindar y defender el territorio iraní y dar una respuesta contundente a cualesquier movimientos hostiles contra el país persa.

A la 01:30 (hora local), un grupo terrorista lanzó un ataque desde la parte paquistaní de la frontera contra una torre de observación para hacerse con el control, pero se enfrentaron con la feroz resistencia de los guardias fronterizos”, se lee en un comunicado emitido por la Fuerza Terrestre del Cuerpo de Guardianes de la Revolución Islámica (CGRI).

Las escaramuzas de hoy se producen un día después de que las fuerzas de seguridad iraníes confiscaran una gran cantidad de explosivos, además de 580 kilogramos de narcóticos, en zonas limítrofes en Sistán y Baluchistán.

Las zonas fronterizas en Sistán y Baluchistán sufren desde hace años numerosos ataques de redes de narcotráfico y milicias armadas radicadas en suelo paquistaní. El grupo terrorista Yaish Al-Adl ataca habitualmente a las fuerzas de seguridad de Irán.

En abril del año pasado, 11 uniformados iraníes murieron en una emboscada reivindicada por Yaish Al-Adl, cerca de Mirjaveh.

Teherán ha criticado una y otra vez a Islamabad por no actuar con dureza contra esta banda terrorista, que siempre huye a Paquistán tras lanzar sus ataques.

mjs/nii/

Comentarios