• Irán prueba con éxito otros dos misiles balísticos con carácter preventivo
Publicada: miércoles, 9 de marzo de 2016 6:41
Actualizada: miércoles, 9 de marzo de 2016 13:39

El Cuerpo de Guardianes de la Revolución Islámica de Irán (CGRI) ha disparado este miércoles otros dos misiles balísticos de largo alcance con éxito en el marco de una gran maniobra militar.

Se trataban de dos misiles de largo alcance modelo ‘Qadr H’ y ‘Qadr F’ que se han lanzado desde la cordillera de Alborz, en el norte de Irán, hacia los objetivos en las costas de Makran, ubicadas en las orillas del mar de Omán (sureste del país persa).

Los dos misiles recorrieron una distancia de unos 1400 kilómetros para alcanzar sus objetivos en las costas de Makran.

El segundo día de la fase final de los ejercicios de misiles del CGRI, bautizados como ‘Eqtedare Velayat’, se está desarrollando simultáneamente en Qom, sur de Teherán (capital), y otras zonas de la República Islámica de Irán.

En los ejercicios de hoy miércoles están presentes el comandante general del CGRI, el general de división Mohamad Ali Yafari, y el comandante de la División Aeroespacial del CGRI, el general de brigada Amir Ali Hayizade, así como varias autoridades del Estado Mayor de las Fuerzas Armadas de la República Islámica de Irán.

El general de brigada Hayizade ha explicado que Qadr H pesa 17 toneladas, tiene una altura de 16 metros y un diámetro de 1.25 metro, posee ojiva desmontable con alto nivel explosivo, funciona con combustible líquido y puede alcanzar los objetivos a una distancia de hasta dos mil kilómetros.

Ambos misiles balísticos modelo Qadr se encuentran en el cielo y se dirigen hacia sus objetivos en el sureste de Irán, el 9 de marzo de 2016.

 

A primeras horas del martes, el CGRI inició la fase final de Eqtedare Velayat y disparó varios misiles balísticos en silo con el fin de mostrar el “poder de disuasión” de la República Islámica de Irán. Los misiles probados en ese día eran Qadr, Qiam y Shahab, estos dos últimos de medio alcance.

Esta maniobra militar es la primera del CGRI tras la aplicación del Plan Integral de Acción Conjunta (JCPOA, por sus siglas en inglés) sobre el programa de energía nuclear de Teherán, acordado en julio de 2015 entre Irán y el Grupo 5+1 (EE.UU., el Reino Unido, Francia, Rusia y China, más Alemania).

El levantamiento de las sanciones antiraníes relacionadas al programa de energía nuclear de Irán es el resultado de dicho consenso nuclear, pero algunos países occidentales siguen presionando al país persa por su poderío defensivo, algo “intocable”, según las autoridades iraníes.

De hecho, el ensayo de misiles Qadr, Qiam y Shahab enojó a los senadores estadounidenses, quienes solicitaron el martes que el país norteamericano presione al Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas (CSNU) para imponer una nueva ronda de sanciones contra Irán a este respecto, pretextando una violación por parte de Teherán.

Teherán ha asegurado en reiteradas ocasiones que la doctrina defensiva de la República Islámica radica únicamente en la disuasión y que las pruebas de misiles balísticos no suponen violaciones a ninguna de las resoluciones de la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

zss/ktg/hnb

Comentarios