• Soldados estadounidenses en Corea del Sur durante un ejercicio conjunto, 27 de febrero de 2019.
Publicada: miércoles, 12 de agosto de 2020 20:46

Pese a la oposición de Corea del Norte y la pandemia de la COVID-19, Corea del Sur y EE.UU. están listos para iniciar ejercicios conjuntos la próxima semana.

De acuerdo con un informe publicado este miércoles por la agencia surcoreana de noticias Yonhap, se espera que la maniobra anual entre Washington y Seúl tenga lugar del 16 al 28 de agosto, aunque en esta ocasión su envergadura será menor debido a la pandemia del nuevo coronavirus, causante de la COVID-19.

El asistente del secretario de Defensa de EE.UU., Jonathan Hoffman, ha manifestado en este sentido que, si bien se han llevado a cabo cambios en la preparación en Corea del Sur, las tropas “nunca han dejado de entrenar”, además de indicar que es muy probable que algunas partes de la maniobra cambien y que se realicen menos ejercicios nocturnos.

Según Yonhap, ante la actual situación, algunos soldados estadounidenses no podrán viajar a la zona, por lo que el ejercicio, que había sido programado para marzo, es de menor magnitud respecto a años anteriores y será principalmente una maniobra de simulación por ordenador.

 

Los funcionarios de Defensa de Corea del Sur no han revelado los detalles del ejercicio. Según la agencia surcoreana de noticias, se desconoce cuántas tropas participarán en el mismo y seguramente la COVID-19 influirá negativamente en el desempeño militar de ambos bandos, ya que, en el último mes, cerca de 65 soldados han dado positivo en el nuevo coronavirus en las bases estadounidenses presentes en Corea del Sur.

Pyongyang ha denunciado en varias ocasiones que tales ejercicios incluyen “maniobras de estabilización” en regiones reconquistadas, lo que evidencia que están preparándose para “invadir y aplastar hasta la muerte” a la República Popular Democrática de Corea (RPDC).

Asimismo, ha avisado en numerosas ocasiones que constantemente está haciendo frente a los actos hostiles de EE.UU., sobre todo desde que ambos países interrumpieran los diálogos sobre la desnuclearización de la península coreana, en los que habían consensuado un desarme nuclear completo a cambio del cese de las maniobras Corea del Sur-EE.UU.

nlr/anz/mjs/