• El líder norcoreano Kim Jong-un (centro) visita una fábrica farmacéutica en Pyongyang, la capital, 25 de enero de 2018.
Publicada: sábado, 27 de enero de 2018 7:45

Choe Song-ho, investigador del Instituto de Ciencias Sociales de Corea del Norte, denuncia los intentos de EE.UU. para agravar la tensión en la península de Corea, y advierte de que la amenaza de una guerra nuclear ‘acecha como una bomba de tiempo’.

El analista hizo la advertencia el viernes en un artículo en el periódico oficial norcoreano Rodong Sinmun, en el que criticó los esfuerzos de Washington para destruir las conversaciones de paz que se están desarrollando entre las dos Coreas.

“Lo que (EE.UU.) desea todo el tiempo no es la paz y la estabilidad de la península de Corea, sino la desestabilidad y el agravamiento de las tensiones militares”, escribió Choe Song-ho. “La situación de la península de Corea sigue siendo grave, incluso si el proceso de diálogo y paz avanza visiblemente”, agregó.

Choe criticó a EE.UU. y Canadá por organizar a mediados de este mes en Vancouver una reunión sobre Pyongyang, donde acordaron con una veintena de países participantes considerar la imposición a Pyongyang de sanciones unilaterales más allá de las establecidas por las resoluciones del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas (CSNU).

El investigador advirtió además, de que su país nunca estaría dispuesto a entablar conversaciones con Seúl sobre el tema de la desnuclearización, mientras Estados Unidos mantenga una presencia militar en Corea del Sur. “Un oscuro vórtice de guerra nuclear acecha como una bomba de tiempo (en la península de Corea)”, alertó.

Lo que (EE.UU.) desea todo el tiempo no es la paz y la estabilidad de la península de Corea, sino la desestabilidad y el agravamiento de las tensiones militares”, dijo Choe Song-ho, investigador del Instituto de Ciencias Sociales de Corea del Norte.

 

El 9 de este mes de enero, Seúl y Pyongyang iniciaron diálogos para normalizar sus relaciones bilaterales y atajar las tensiones existentes en la península de Corea. No obstante, las autoridades norcoreanas han denunciado que el aumento de la presencia militar de EE.UU. en la península busca enfriar los lazos entre las dos Coreas.

Corea del Norte volvió a exigir el pasado 11 de enero a Corea del Sur que ponga fin a los ejercicios militares conjuntos que realiza con Estados Unidos en la península, si “realmente busca la paz” con sus “hermanos” norcoreanos.

No obstante, Seúl adelantó ayer viernes la decisión de su país para reanudar las maniobras militares conjuntas con Washington aplazadas después de los Juegos Olímpicos (JJ.OO.) y Paralímpicos de Invierno de 2018, que se celebrarán en la ciudad surcoreana de Pyeongchang.

ftm/rha/hnb

Comentarios