• Una reunión del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas.
Publicada: lunes, 1 de junio de 2015 7:48
Actualizada: lunes, 1 de junio de 2015 10:18

Corea del Norte denunció la indiferencia del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas (CSNU) ante las provocadoras maniobras militares conjuntas de EE.UU. y Corea del Sur, y acusó a la entidad internacional de ser el "instrumento político de Washington".

“La protesta de los países miembros del CSNU a las pruebas de misiles balísticos de Pyongyang y la indiferencia del Consejo ante los sistemáticos ejercicios militares de EE.UU. y Corea del Sur en las aguas de la Península Coreana evidencian que esta entidad internacional se ha convertido en mero instrumento político para presionar a ciertos países como Corea del Norte”, dice el embajador norcoreano ante las Naciones Unidas. 

“La protesta de los países miembros del CSNU a las pruebas de misiles balísticos de Pyongyang y la indiferencia del Consejo ante los sistemáticos ejercicios militares de EE.UU. y Corea del Sur en las aguas de la Península Coreana evidencian que esta entidad internacional se ha convertido en mero instrumento político para presionar a ciertos países como Corea del Norte”, reza un comunicado emitido el domingo por el embajador norcoreano ante las Naciones Unidas, Ja Sung-nam.

La nota pide a las instituciones internacionales que pongan fin a una estrategia que busca como objetivo último “ocupar Pyongyang y eliminar el sistema comunista norcoreano”.

El diplomático defendió una vez más la prueba de misiles de su país, considerándola  una “forma legítima de disuasión contra las amenazas militares de los ejercicios conjuntos anuales” de EE.UU. y Corea del Sur.

Pidió, además, al CSNU que convoque una sesión de emergencia para abordar los “provocadores ejercicios militares” de Seúl y Washington, y coadyuvar así a disminuir la tensión en la Península Coreana.

Corea del Norte considera, de hecho, que su poder militar es la única medida preventiva a su disposición para impedir una posible guerra con Estados Unidos.

“Nuestras armas nucleares son una fuerza de defensa y contención para contrarrestar la amenaza nuclear de EEUU y la de una agresión militar que enfrentamos siempre”, reza un mensaje emitido por la Cancillería norcoreana.

El Ministerio de Asuntos Exteriores norcoreano, en un mensaje emitido el domingo, precisó que “nuestras armas nucleares son una fuerza de defensa y contención para contrarrestar la amenaza nuclear de EEUU y la de una agresión militar que enfrentamos siempre”.

Soldados de EE.UU. y Corea del Sur durante la maniobra militar conjunta denominada FOAL Eagle-2015.

 

El Gobierno de Pyongyang, en reiteradas ocasiones, ha denunciado los ejercicios militares conjuntos de Washington y Seúl cerca de sus aguas territoriales. El Norte tacha de "aventurismo" dichas prácticas castrenses y una muestra de la política hostil de Washington contra el pueblo norcoreano.

EE.UU. mantiene desplegados cerca de 30 000 soldados estadounidenses en Corea del Sur y realiza cada año ejercicios militares con Seúl, medidas que agravan la tensión en la península y en la zona. 

ftm/nii/