• Un sistema de defensa aérea de China dispara un misil tierra-aire durante un reciente ejercicio en el desierto de Gobi. (Foto: Ejército Popular de Liberación)
Publicada: lunes, 20 de junio de 2022 14:28
Actualizada: lunes, 20 de junio de 2022 22:19

En medio de las crecientes tensiones en la región, China realiza su sexta prueba de misil antibalístico terrestre de medio curso dentro de sus fronteras.

El diario estatal chino The Global Times ha anunciado hoy martes que el Ministerio de Defensa del país realizó con éxito el domingo el ensayo técnico de este misil hasta la fase intermedia. “La prueba es de naturaleza defensiva y no está dirigida a ningún país”, aseguró.

De acuerdo a la Cartera china, Pekín ha realizado otras pruebas técnicas de este tipo en los años 2010, 2013, 2014 y 2018, y la última fue en febrero de 2021.

Expertos consideran que interceptar un misil balístico intercontinental durante la fase intermedia es un gran desafío, ya que durante esta fase, el misil suele viajar fuera de la atmósfera y a muy alta velocidad.

Un experto militar chino, que solicitó el anonimato, ha afirmado a The Global Times que los resultados de la última prueba de China demuestran que la capacidad de los misiles antibalísticos del país se está volviendo más confiable. De este modo, ha resaltado que “estos ensayos contribuyen a la defensa y seguridad nacional y sirven como un elemento disuasorio contra los chantajes nucleares”.

 

El nuevo ensayo de China coincide con un momento de guerra verbal entre China y EE.UU. por Taiwán y la escalada de tensiones en la región por las pruebas de misiles de Corea del Norte.

Ante esta coyuntura, China presentó recientemente su tercer y más avanzado portaviones, denominado Fujian, que se considera un hito en el progreso militar del gigante asiático.

Fujian es el primer portaviones chino equipado con un sistema de lanzamiento de aviones, instalaciones de interceptación y catapulta electromagnética, que de acuerdo con expertos del Centro de Estudios Estratégicos e Internacionales (CSIS, por sus siglas en inglés), es similar a los sistemas de catapulta utilizados por los portaviones estadounidenses y permitirá a China desplegar una mayor variedad de aviones de forma más rápida y con más munición. 

msm/ctl/rba