• El portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores de China, Zhao Lijian.
Publicada: miércoles, 12 de agosto de 2020 23:10

China afirma que el secretario de Salud de EE.UU. ha tenido el “peor desempeño del mundo” ante la COVID-19 y no le importan las vidas de sus conciudadanos.

El portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores de China, Zhao Lijian, ha afirmado, en una sesión informativa, que la pandemia del nuevo coronavirus, causante de la COVID-19, está fuera de control en EE.UU. y que la culpa de ello recae en el secretario estadounidense de Salud, Alex Azar.

Al rechazar las críticas realizadas a China por Azar durante su viaje a Taiwán esta semana, el vocero ha precisado que el funcionario estadounidense ignoró a millones de estadounidenses que padecían el virus y fue a Taiwán para montar un espectáculo político.

Su comportamiento demuestra, una vez más, que, a los ojos de los políticos estadounidenses, la vida de los estadounidenses no significa nada en comparación con sus ganancias políticas egoístas, ha agregado Zhao.

EE.UU. registra el mayor número de contagios y decesos por la COVID-19 en el mundo, razón por la cual, el presidente estadounidense, Donald Trump, ha sido ampliamente criticado.

 

La visita de Azar a Taiwán se ha producido después de que las relaciones entre EE.UU. y China hayan experimentado un marcado deterioro por una serie de cuestiones, entre las que se incluyen el comercio, la Ley de Seguridad de Hong Kong y el brote de la COVID-19.

El Gobierno de EE.UU. ha criticado repetidamente a China por tratar de encubrir el brote del coronavirus, identificado por primera vez en la ciudad central de Wuhan a finales de 2019, y enfurece a Pekín al tildar al bacilo de “virus chino”.

Por otro lado, el Ministerio de Asuntos Exteriores de China ha aseverado que el gigante asiático se opone firmemente a los intercambios oficiales entre EE.UU. y Taiwán, para luego urgir a Washington a abstenerse de enviar señales incorrectas a las fuerzas independentistas taiwanesas.  

China reclama que Taiwán es parte de su territorio a pesar de que, desde 1949, los taiwaneses se gobiernan como una nación con sus propios ministros y políticas nacionales y de exteriores, independientes de Pekín.

Las autoridades chinas han alertado a Taiwán de que tan solo lograrán “quemarse” si deciden confiar en terceros países, concretamente en EE.UU.

rtk/anz/mjs