• El secretario de Salud de EE.UU., Alex Azar, y la presidenta de Taiwán, Tsai Ing-wen, 10 de agosto de 2020.
Publicada: lunes, 10 de agosto de 2020 8:11

El secretario de Salud de EE.UU., Alex Azar, llegó a Taiwán, donde fue recibido por la presidenta taiwanesa, un acto que no ha sido bien recibido en China.

La presidenta de Taiwán, Tsai Ing-wen, acompañada de los miembros de su Gobierno ha recibido este lunes a Alex Azar, quien había llegado a la isla la noche anterior para una visita sin precedente en más de cuatro décadas, que fue muy criticada por China.

Por su parte, Azar ha destacado que “es un honor traer un mensaje de amistad y firme apoyo a Taiwán” del presidente de Estados Unidos, Donald Trump.

El funcionario estadounidense ha elogiado las medidas de Taiwán para combatir el brote del nuevo coronavirus, señalando que la respuesta de Taiwán a la COVID-19 ha sido una de las más exitosas del mundo.

Esta visita se lleva a cabo cuando las relaciones entre Estados Unidos y China han caído a mínimos históricos, y a pesar de las advertencias de Pekín, que ve a la isla autónoma como una parte integrante de su país bajo la política de “Una China”, por lo que niega que tenga derecho a mantener lazos diplomáticos formales propios con un Estado soberano.

 

El pasado jueves, China describió la visita de Azar como una amenaza a la “paz y la estabilidad”, y el Ministerio de Asuntos Exteriores de China aseguró que Pekín tomará represalias contundentes en respuesta a estos comportamientos provocativos de Washington.

El Ministerio de Asuntos Exteriores de China aseguró también que China se opone firmemente a los intercambios oficiales entre EE.UU. y Taiwán, para luego urgir a Estados Unidos a abstenerse de enviar señales incorrectas a las fuerzas independentistas taiwanesas.  

“Quiero enfatizar que el principio de una sola China es reconocido universalmente por la comunidad internacional. Cualquier intento de ignorar, negar o desafiar ese principio está condenado al fracaso”, señaló el Ministerio.

mrz/ktg/msm/mjs