• El portavoz del Ministerio de Comercio de China, Gao Feng.
Publicada: jueves, 9 de mayo de 2019 22:53
Actualizada: viernes, 10 de mayo de 2019 1:26

China se opone a las sanciones unilaterales de EE.UU. contra Irán, y defiende su derecho a comerciar con el país persa a pesar de los embargos de Washington.

El portavoz del Ministerio de Comercio de China, Gao Feng, ha dicho este jueves que Teherán y Pekín son importantes socios comerciales, y que el gigante asiático, principal cliente petrolero de Irán, defenderá los derechos de sus empresas a comerciar con el país persa ante la creciente presión de Estados Unidos sobre Irán.

Sus comentarios se producen un día después de que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, impusiera nuevas sanciones a Irán, apuntando a sus ingresos de sus exportaciones en los sectores metalúrgico y minero.

El vocero chino ha repudiado la decisión de Trump de poner fin a las exenciones de sanciones que había otorgado a los principales importadores del petróleo iraní, entre ellos: China. El gigante asiático, advirtió que la política solo empeorará la volatilidad en los mercados energéticos mundiales.

 

La cooperación económica, comercial y energética de China con Irán, realizada en el marco del Derecho Internacional, es razonable y legal, así que debe respetarse y protegerse, dijo el Ministerio de Comercio chino.

Gao, agrega que las sanciones petroleras de EE.UU. a Irán, de manera inevitable empeorarán la agitación en el mercado internacional de la energía. Asimismo, instó a Washington a adoptar una actitud responsable y desempeñar un papel constructivo.

La decisión de EE.UU. sobre anular las exenciones a las sanciones, solo ha empeorado la ya tensa relación Washington-Pekín, que están inmersos en una guerra comercial.

Ha pasado un año desde que el Gobierno estadounidense salió del acuerdo nuclear con Irán y reimpuso sanciones económicas contra Teherán. Washington también ha presionado a otros países para que le secundaran en sus políticas antiraníes, intentos que resultaron vanos.

Europa, por su parte, aunque optó por permanecer en el acuerdo nuclear, tampoco adoptó medidas prácticas y se limitó a manifestar su apoyo en comunicados y declaraciones. El inquilino de la Casa Blanca anunció el pasado 22 de abril que impondrá las sanciones a todos los países que adquieran crudo iraní una vez expiren las actuales, hecho que sucedió el pasado 2 de mayo. 

En reiteradas ocasiones, Teherán ha tachado de “decepcionante” el paquete de propuestas de la Unión Europea (UE) para salvar el acuerdo nuclear tras la salida unilateral de EE.UU en mayo de 2018.

lvs/rha/fdd/rba

Comentarios