• El presidente de EE.UU., Donald Trump, durante un acto en la Casa Blanca, 6 de mayo de 2019. (Foto: AFP)
Publicada: miércoles, 8 de mayo de 2019 19:04
Actualizada: miércoles, 8 de mayo de 2019 20:20

El presidente de EE.UU., Donald Trump, ha anunciado sanciones contra el hierro, el acero, el aluminio y el cobre de la República Islámica de Irán.

“Hoy voy a firmar una orden ejecutiva para imponer sanciones contra el hierro, el acero, el aluminio y el cobre de Irán, que son las fuentes más grandes de ingresos del régimen fuera del petróleo”, ha señalado este miércoles Trump en un comunicado difundido por la Casa Blanca.

Conforme a la nota, es política de Estados Unidos limitar los ingresos de Teherán en diversos sectores. El inquilino de la Casa Blanca ha amenazado, de igual modo, con nuevas acciones a menos que Irán cambie su comportamiento “fundamentalmente”.

La orden ejecutiva del mandatario neoyorquino se produce en el primer aniversario de su anuncio de retirada unilateral del país norteamericano del acuerdo nuclear —de nombre oficial Plan Integral de Acción Conjunta (PIAC o JCPOA, por sus siglas en inglés)— firmado entre Teherán y el Grupo 5+1 (integrado entonces por EE.UU., el Reino Unido, Francia, Rusia y China, más Alemania) en 2015.

En la orden, Trump ha advertido, además, a otras naciones que no se tolerará la posibilidad de permitir el acero y otros metales del país persa en sus puertos, para luego acusar a Teherán de buscar vías para hacerse con un arma nuclear.

Hoy voy a firmar una orden ejecutiva para imponer sanciones contra el hierro, el acero, el aluminio y el cobre de Irán, que son las fuentes más grandes de ingresos del régimen fuera del petróleo”, ha señalado el presidente de EE.UU., Donald Trump, en un comunicado difundido por la Casa Blanca.

Las acciones de EE.UU. contra la República Islámica y su programa pacífico de energía nuclear, según ha puesto de relieve esta misma jornada el canciller iraní, Mohamad Yavad Zarif, se enmarcan en la línea histórica de belicismo del país norteamericano.

Tras la retirada de Washington del acuerdo nuclear, medida rechazada por otros firmantes del pacto, EE.UU. restauró todos los embargos que se habían levantado en virtud del mismo.

De acuerdo con el artículo 26 del PIAC, si uno de los firmantes reimpone sanciones o crea nuevas restricciones a Irán en relación con su programa de energía nuclear, Teherán puede alegar esos actos hostiles “como motivo para dejar de cumplir sus compromisos total o parcialmente”.

En este sentido, Teherán ha anunciado este mismo miércoles que suspenderá algunos de sus compromisos asumidos bajo el acuerdo nuclear a fin de proteger la seguridad nacional y también los beneficios del pueblo iraní, así como los derechos de Irán recogidos en los artículos que comprenden el pacto.

mtk/anz/rba

Comentarios