• Contenedores en el puerto de Aguas Profundas de Yangshan, en la zona de Libre Comercio de Shanghái, China, septiembre de 2016. (Foto: Reuters)
Publicada: martes, 18 de septiembre de 2018 17:11
Actualizada: martes, 18 de septiembre de 2018 18:00

China denuncia ante la Organización Mundial del Comercio (OMC) el nuevo régimen de aranceles que ha impuesto EE.UU. en su contra y anuncia una respuesta.

El Ministerio de Comercio del gigante asiático ha informado este martes de dicha queja que ha presentado ante el organismo, luego de que la Casa Blanca anunciara nuevos aranceles del 10 % sobre 200 000 millones de dólares de importaciones chinas a partir del 24 de septiembre.

Ante esta disputa comercial, que se agudiza cada vez más, Pekín ha decidido tomar medidas de represalia al imponer nuevos aranceles a bienes estadounidenses valorados en 60 000 millones de dólares. La medida abarca a unas 5200 importaciones de EE.UU. y se aplicará desde el mismo 24 de septiembre.

“Si Estados Unidos se obstina en aumentar aun más sus derechos aduaneros, China replicará como se debe”, asevera el comunicado del Ministerio de Finanzas de China.

El Ministerio de Comercio del gigante asiático, a su vez, ha informado de dicha queja que ha presentado ante el organismo, luego de que la Casa Blanca anunciara nuevos aranceles del 10 % sobre 200 000 millones de dólares de importaciones chinas a partir del 24 de septiembre.

Si Estados Unidos se obstina en aumentar aun más sus derechos aduaneros, China replicará como se debe”, asevera el comunicado del Ministerio de Finanzas de China.

 

Curiosamente, el presidente de EE.UU., Donald Trump, ha sostenido que China busca interferir en las elecciones legislativas de EE.UU. al atacar a granjeros y trabajadores estadounidenses “por su lealtad” a su persona.

En unos mensajes que ha emitido la jornada de hoy en su cuenta en Twitter, el magnate neoyorquino ha arremetido, además, contra el país asiático por “aprovecharse de EE.UU.” en materia de comercio.   

Hasta el momento, Washington y Pekín, ambos, se han impuesto el uno al otro aranceles sobre productos por un valor de 50 000 millones de dólares. Las dos partes están inmersas en una disputa comercial desatada por el inquilino de la Casa Blanca, con diversos pretextos, como el robo por empresas chinas de tecnología de propiedad intelectual de firmas estadounidenses.

Esta situación pone en peligro la próxima ronda de negociaciones entre Washington y Pekín, prevista para finales de este mes de septiembre.

El gigante asiático presentó a fines del mes de agosto otra denuncia formal ante la OMC por los aranceles que ha impuesto EE.UU. a sus productos.

msm/anz/ftm/alg

Comentarios